Widgets Magazine
En directo
    Brexit

    Víctima del conflicto irlandés teme el retorno de la violencia con el Brexit

    CC BY 2.0 / Jonathan Rolande / #BREXIT
    Europa
    URL corto
    0 30

    LONDRES (Sputnik) — Michael O'Hare, hermano de Majella O'Hare que murió en 1972, con 12 años, del tiro que le disparó un soldado británico en una aldea fronteriza de Irlanda del Norte, sigue buscando justicia y teme la reanudación de la violencia a consecuencia del Brexit, según explicó a Sputnik en una entrevista, en Londres.

    "Si regresa la frontera dura, los 'troubles' retornarán", afirmó O'Hare en referencia a las tres décadas (1969-1998) del conflicto norirlandés entre el Ejército Republicano Irlandés (IRA) y el Reino Unido.

    El estatus del Ulster en el posBrexit se ha erigido en la espina que está rajando el acuerdo de divorcio sellado por el Consejo Europeo en noviembre de 2018.

    La falta de un compromiso entre Londres y Bruselas que respalde la mayoría de diputados británicos puede conducir a la reinstalación de puestos aduaneros y controles fronterizos en Irlanda.

    Son más de 500 kilómetros del este al oeste de la isla, con unos 200 pasos de libre tránsito entre el norte británico y el sur irlandés desde que los "troubles" llegaron a su fin con el proceso de paz.

    Foco de ataques

    "La disidencia atacará las infraestructuras fronterizas, el potencial de catástrofe será insufrible y lo pagará una vez más la gente que vive cerca de la frontera", presagió O'Hare.

    Su familia y los vecinos de su natal Armagh —"condado bandido", según el mote de las décadas de plomo— experimentaron el terror del IRA y las operaciones aún sin esclarecer de las fuerzas de seguridad del Reino Unido.

    El soldado que mató a su hermana testificó en su juicio que apuntó contra un hombre armado y respondió a su tiro con fuego, presuntamente un activista del IRA.

    Los testigos solo oyeron el ruido de una bala, la policía no descubrió rastros del supuesto francotirador, pero el juez aceptó la versión del militar, según recordó O'Hare a esta agencia.

    "Fue una mentira absoluta, el Ejército cerró filas y el soldado nunca ha reconocido su delito, ni siquiera que asesinó a mi hermana por error", lamentó.

    El ministro de Defensa se disculpó ante los O'Hare en 2011, reconociendo en una carta que era "improbable" que un pistolero estuviera en la zona cuando los soldados abrieron fuego, resultando en la muerte de Majella.

    "Se disculparon de que hubiera sucedido, sin admitir que el soldado tuvo la culpa", advirtió O'Hare en la entrevista.

    Revisión del legado de la violencia

    Carpintero de oficio y músico aficionado, el ahora pensionista no puede ni quiere olvidar el "terrible evento" que sigue "traumatizando" a su madre, de 96 años, y al resto de familiares.

    "El Ejército asesinó a Majella sin ningún motivo ni causa y le denegaron el derecho a vivir", protestó O'Hare 43 años después.

    La disculpa oficial vino precedida de la revisión del caso por el Equipo de Investigaciones Históricas (HET, por sus siglas en inglés) de la Policía de Irlanda del Norte (PSNI), creado en 2005 a fin de reexaminar "todas las muertes atribuibles a los 'troubles', se trata de unas 3.200.

    El HET confirmó que el "soldado Michael Williams no respondió a disparos como alegó" cuando fue procesado y exonerado de homicidio.

    La revisión de casos avanza lentamente debido, según O'Hare, a la "retención de ficheros y el escandaloso sabotaje" por parte del PSNI.

    "En los ficheros que divulgan faltan páginas o están llenas de tachaduras, es la vía que utilizan para denegar su responsabilidad", denunció.

    Inmunidad militar

    El Gobierno de Theresa May ha suscitado malestar en la comunidad nacionalista y republicana irlandesa con su postura de que la revisión del pasado "se enfoca desproporcionadamente en las acciones de las Fuerzas Armadas y exoficiales de la policía".

    Así, el ministro de Defensa, Chris Williamson, quiere proteger legalmente a los militares de procesos judiciales derivados de sus acciones en Irlanda del Norte, ya sea contra manifestantes desarmados durante el Domingo Sangriento de Derry, que resultaron en catorce muertos en 1972, o el asesinato de inocentes como Majella O'Hare.

    "El soldado Williams escapó a la Justicia muy fácilmente y no quiero que otros terminen librándose también", señaló O'Hare.

    O'Hare se hizo eco de una duda común en su comunidad sobre el grado de complicidad de los altos mandos militares y políticos en el conflicto norirlandés.

    "¿Cometió un soldado un error con Majella o fue una operación planificada que salió mal?", cuestionó.

    Más aquí: Brexit, ¿salida al infierno?

    Por otra parte, está convencido de que "el Domingo Sangriento de Derry no fue una operación espontánea, sino un intento de reprimir el movimiento de derechos civiles".

    El Brexit amenaza con ralentizar aun más el proceso de reconciliación y búsqueda de la verdad y la Justicia en Irlanda del Norte.

    Etiquetas:
    violencia, retorno, temores, Brexit, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik