En directo
    Europa
    URL corto
    130
    Síguenos en

    En vez tratar de conseguir la membrecía en la UE, Ankara debería fijar su vista en Asia, opina el analista político Mehmet Guller, entrevistado por Sputnik.

    "Claro está que Turquía puede formar parte de muchas organizaciones internacionales pero la solución para Ankara consiste en la reorientación, de su colaboración con la UE, a la interacción con sus vecinos Rusia, China y Oriente Próximo", dijo el experto.

    Hablando de la importancia de los futuros encuentros del presidente otomano Recep Tayyip Erdogan con Vladímir Putin y Donald Trump que tendrán lugar en mayo, Guller subrayó que en este mes llegará el momento de la verdad.

    O Turquía dirá "sí" a la política de Trump aplicada respecto a Siria o allanará el camino hacia la normalización de relaciones con Rusia.

    "Espero que Ankara haga su elección a favor de la normalización de relaciones con Rusia y llegue a entenderse con Asad. Espero que sea así, como persona que se muestra contraria a la política de la UE y al imperialismo de EEUU", enfatizó.

    Turquía solicitó la adhesión a la Comunidad Económica Europea (CEE) —antecesora de la UE— en 1987 y entabló las negociaciones correspondientes en 2005. Las conversaciones, sin embargo, llegaron a un punto muerto en 2007 debido a varias discrepancias con los miembros de la UE y la postura de Turquía sobre la cuestión de Chipre.

    Para incorporarse a la UE, Ankara debe cumplir con los 35 capítulos técnicos, 14 de los cuales ya están acordados.

    Además:

    Turquía define su lugar en la Unión Europea y en la alianza euroasiática
    Turquía: ¿carne de cañón de la guerra interna de Europa?
    Europa destierra a Turquía
    Etiquetas:
    UE, Bashar Asad, Donald Trump, China, Rusia, Turquía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook