En directo
    Europa
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    9 muertos y 27 heridos. Este es el trágico saldo que dejó el tiroteo en un centro comercial de Múnich. Detrás de esta masacre, que ha conmocionado a la sociedad alemana, hay un joven de tan solo 18 años nacido en Alemania pero con raíces iraníes.

    La Policía ha difundido solamente el nombre del culpable: David S. No obstante, varios medios indican que el tirador presuntamente se llamaba Ali David Sonboly.

    Atacante solitario

    El jefe de la Policía de Múnich, Hubertus Andrae, dijo que "no hay ningún indicio de que otras personas estuviesen involucradas en los sucesos". Desde su punto de vista, es evidente que se trata de un 'lobo solitario', sin relación con grupos terroristas, algo descartado después de no haberse encontrado ninguna evidencia que lo vincule con ningún grupo extremista en su casa.

    ​Además, tampoco se relacionaba con colectivos de inmigrantes o refugiados ya que había nacido en Alemania. De hecho, algunos testigos del incidente indican que el joven gritaba insultos contra los extranjeros en el momento del ataque.

    "¡Soy alemán! (…) Nací aquí. En un barrio de gente que vive de prestaciones por desempleo. Estaba en un hospital. ¡No he hecho nada!", gritó, según algunos testigos.

    Depresión crónica

    Uno de sus conocidos lo calificó como "una persona tranquila". Por su parte, el ministro del Interior de Alemania, Thomas de Maizière, indicó que el joven sufría las burlas de sus conocidos debido a su procedencia iraní, algo que podría haber influido en su estado mental.

    Andrae, por su parte, informó de que el joven supuestamente acudía de forma regular a la consulta de un psiquiatra para tratar una depresión.

    "No se pueden verificar los datos sobre trastornos mentales en una sola noche. Les ruego que tengan paciencia", comentó el responsable durante una rueda de prensa.

    Obsesión por las matanzas

    Los agentes encontraron en la casa del joven varios documentos que apuntan a un interés desmesuradamente elevado hacia los tiroteos masivos perpetrados en varios países del mundo. Se ha informado de que el atacante estudió al detalle el caso de Tim Kretschmer, otro joven alemán, que en 2009 mató a disparos a 15 personas en una escuela secundaria.

    Las autoridades no descartan que el atacante estuviera inspirado por el ejemplo de Anders Breivik, supremacista ultraderechista noruego que perpetró una masacre esa misma fecha —el 22 de julio— de 2011, causando 77 víctimas, la mayoría de ellas adolecentes. El joven tenía la foto de Breivik en su perfil de una famosa aplicación de mensajería instantánea telefónica y había estudiado material sobre aquel incidente.

    Además, David S. obtuvo de manera ilícita una pistola semiautomática modelo Glock.

    ¿Las redes sociales como 'señuelo'?

    Un desconocido 'hackeó' una cuenta ajena de Facebook para anunciar descuentos en un restaurante McDonald's próximo al lugar del tiroteo en Múnich, informó Thomas de Maiziere.

    La Policía no negó la implicación del atacante, ya que con el fin de causar la mayor cantidad de víctimas, el tirador habría atraído a adolescentes al lugar con propuestas de comida rápida gratis a través de esta cuenta ajena.

    Además:

    Steinmeier: Los motivos del ataque de Múnich aún no están claros
    La ONU condena el ataque a personas inocentes en Múnich
    El primer ministro belga tacha de 'cobarde' el ataque de Múnich
    Primeras imágenes del tiroteo en un centro comercial de Múnich
    Caos en Múnich tras un tiroteo en un centro comercial
    Etiquetas:
    tirador, tiroteo, Múnich, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik