En directo
    Europa
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    El Gobierno de David Cameron ha pagado alrededor de 14 millones de libras en medio año para devolver a los inmigrantes a sus países de origen en aviones semivacíos, escribe el diario The Guardian.

    El Ministerio del Interior fleta jets privados para deportar a los inmigrantes a los que deniega el asilo.

    Muchos de estos aviones, afirma la edición, van casi vacíos porque los inmigrantes no llegan al aeropuerto.

    Este año las autoridades contrataron un avión privado para que el marroquí Younes Tsouli, que cumple condena por ciberterrorismo, pudiera ser deportado.

    En septiembre de 2014 un grupo de 29 afganos fue repatriado en un avión de 265 asientos.

    También 26 albaneses fueron deportados en una aeronave con capacidad para 202 pasajeros.

    El Ministerio del Interior ha admitido que los gastos en algunos vuelos charter son más altos que los publicados debido en gran parte a los recursos que presentan los inmigrantes para impedir su deportación.

    En agosto un avión de gran capacidad devolvió a su país de origen solo a 11 afganos, ya que una corte suspendió la deportación de otros 61.

    Las autoridades alegaron que si anulaban el vuelo el Gobierno tendría que haber pagado unas 300.000 libras a la compañía aérea.

    El diario asegura que entre 2014 y 2015 las deportaciones en vuelos privados y regulares le han costado al fisco casi 30 millones de libras.

    Además:

    Problema de refugiados en la UE
    El racismo y la intolerancia crecen en Reino Unido
    Etiquetas:
    Reino Unido, jet privado, deportación, inmigración, Younes Tsouli, Inglaterra
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook