00:09 GMT +317 Octubre 2018
En directo
    Soldados soviéticos en Moscú

    La batalla de Moscú: el fracaso de la guerra relámpago nazi en la URSS

    © Sputnik / Minkevitsh
    Europa
    URL corto
    70º aniversario de la Victoria sobre el nazismo (199)
    4253

    La batalla de Moscú (1941-1942) fue el conjunto de operaciones de defensa y ataque durante la Gran Guerra Patria realizado entre el 30 de septiembre de 1941 y el 20 de abril de 1942 en el frente occidental, con el objetivo de defender la capital y la región industrial central y derrotar así las fuerzas del ataque del Ejército Alemán.

    Tras el inicio de la operación Barbarroja, emprendida por el Ejército nazi el 22 de junio de 1941, consistente en la invasión de la Unión Soviética, las desprevenidas fuerzas soviéticas sufrieron fuertes bajas y perdieron grandes extensiones de territorio en pocos meses.

    © Sputnik .
    La batalla por Moscú y la primera derrota de las tropas nazis

    Sin embargo, la llegada del invierno, la reagrupación de las fuerzas rusas, y la victoria en la batalla de Moscú anularon las esperanzas alemanas de llevar a cabo una guerra relámpago.

    Esta contienda comprendió la Operación Estratégica de Defensa de Moscú (30 de septiembre – 5 de diciembre de 1941), la Operación de Ataque de Moscú (5 de diciembre de 1941 – 7 de enero de 1942), la Operación de Rzhev-Viazma (8 de enero – 20 de abril de 1942) y la Operación de Toropetsk-Jolmsk (9 de enero – 6 de febrero de 1942).

    En esta batalla participaron los Ejércitos de los frentes de Kalinin, Occidental, Reserva, Briansk, el ala derecha del frente Noroeste y el ala derecha del frente Sudeste, las tropas de Defensa Antiaérea, la Fuerza Aérea, a las que se enfrentó el grupo armado alemán Centro.

    Para el principio de la batalla la situación de las tropas soviéticas era extremadamente compleja.

    El enemigo avanzó al interior del país, tomando las repúblicas del Báltico, Bielorrusia, Moldavia, gran parte de Ucrania, bloqueando Leningrado y acercándose a Moscú.

    Tras fracasar en su empeño de tomar Moscú en las primeras semanas de la guerra, la comandancia alemana preparó una gran operación de ataque nombrada Tifón.

    © Sputnik .
    Hace 70 años Hitler inició la ofensiva contra Moscú

    Este plan preveía desmembrar la defensa del Ejército soviético por medio de tres potentes ataques de sus grupos de tanque en las regiones de Dujóvschina, Rostavl, y Shostki, en las direcciones este y nordeste, rodear y destruir las tropas soviéticas al oeste de Viazma y al este de Briansk.

    Luego tenían previsto apoderarse de Moscú mediante ataques por el norte y el sur.

    El grupo alemán Centro contaba con 1,8 millones de soldados, más de 14.000 cañones y obuses, 1.700 tanques y 1.390 aviones.

    El T-34, tanque estrella de la II Guerra Mundial
    © Sputnik /

    El Ejército soviético contaba con 1,25 millones de personas, 7.600 cañones y obuses, 990 tanques y 677 aviones (incluyendo las reservas).

    Tras una serie de intensos ataques las fuerzas nazis se acercaron a la ciudad, llegando en noviembre al canal Moscú-Volga, a Tula por el oeste, a Kashira por el sur, pero de ahí no pasaron. El 27 y 29 de noviembre, el Ejército Rojo realizó una serie de contraataques por el norte y el sur de la capital, y entre el 3 y el 5 de diciembre, en las regiones de Yajromá, Krásnaya Poliana y Kriúkov.

    Con su defensa el Ejército Rojo obligó a las fuerzas de ataque alemanas a dispersarse en un largo frente, afectando sus posibilidades de avance y maniobrabilidad y permitiendo a las tropas soviéticas organizar la contraofensiva.

    Esta se inició el 5 de diciembre con un ataque del ala izquierda del frente de Kalinin. Tras intensos combates, las tropas soviéticas salieron el 7 de noviembre al río Volga, avanzando entre 60 y 120 kilómetros en dirección sur y sudoeste.

    Las tropas alemanas, temiendo que sus tropas fuesen rodeadas al este de Tula, comenzaron la retirada al oeste. Para el 16 de diciembre ya no existía una amenaza directa para Moscú desde el sur.

    Sosteniendo la avanzada, para principios de enero de 1942 el Ejército Rojo expulsó al enemigo a una distancia entre 100 y 250 kilómetros, causando graves pérdidas a sus 38 divisiones y liberando más de 11.000 poblados.

    Como resultado de la avanzada general, las tropas soviéticas se adentraron profundamente en la defensa alemana en donde se unían los Ejércitos Centro y Norte, interrumpiendo la interacción entre ellos, sin embargo, no lograron rodear y destruir las principales fuerzas del grupo Centro.

    A pesar de no tener una victoria total, ésta avanzada alcanzó logros considerables.

    El enemigo fue replegado a una distancia de 400 kilómetros, liberándose las regiones de Moscú y Tula, y gran parte de las regiones de Kalinin y Smolensk.

    El enemigo perdió entre muertos, heridos y desaparecidos más de medio millón de personas, 1.300 tanques, 2.500 cañones y otros tipos de armas pesadas. Se trató de la primera gran derrota alemana durante la Segunda Guerra Mundial.

    Esta batalla significó un cambio psicológico entre los soldados soviéticos y la ciudadanía, al caer el mito de la invencibilidad del Ejército alemán.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    70º aniversario de la Victoria sobre el nazismo (199)

    Además:

    70º aniversario de la Victoria sobre el nazismo
    La batalla de Moscú como hito crucial de la Segunda Guerra Mundial
    Eslovaquia agradece a los pueblos de la antigua URSS por derrotar al nazismo
    Diplomático ruso recuerda que la victoria en la II Guerra Mundial fue común
    Etiquetas:
    URSS, Historia de la Gran Guerra Patria, nazismo, operación Barbarroja, batalla de Moscú, Segunda Guerra Mundial, Ejército Rojo, Ucrania