En directo
    España
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El Banco de España confirmó que el conjunto de las administraciones públicas cerraron el tercer trimestre del año con una deuda de casi 1,31 billones de euros, lo que representa el 114,1% del PIB, un nivel de endeudamiento sin precedentes.

    Según destaca el organismo regulador en un comunicado, la ratio deuda/PIB del 114,1% es 18,6 puntos porcentuales más que la registrada a finales de 2019.

    El importe de la deuda creció en más de 104.000 millones de euros a lo largo de 2020, lo que supone un aumento del 8,7% respecto a la deuda acumulada en el ejercicio anterior.

    Pese a que las cifras del Banco de España dan cuenta de un endeudamiento récord, el peso de la deuda respecto al PIB es menor de lo previsto por el Gobierno, que en sus últimas previsiones situaba la ratio de deuda en un 118% de la producción nacional.

    La publicación de estos datos llega después de que España colocara el 10 de diciembre en el mercado por primera vez en su historia bonos de deuda pública a 10 años con tipo de interés negativo.

    En concreto, el Tesoro colocó 1.403 millones de euros en una subasta de bonos que recaudó 921 millones a un interés del -0,016%, lo que implica que España cobrará por financiarse a una década.

    Recuperación económica

    Además, el Banco de España informó de que el desarrollo de la pandemia sigue marcado por la incertidumbre, lo que podría retrasar hasta 2023 la recuperación del PIB a niveles previos a la llegada del COVID-19.

    "Las perspectivas económicas en el corto y medio plazo siguen estando muy condicionadas por la evolución epidemiológica, aspecto sobre el que aún persiste una elevada incertidumbre", señala el informe.

    Por ello, el organismo supervisor no realiza un único escenario de previsiones, sino que dibuja varios pronósticos en función de cómo se desarrolle la pandemia teniendo en cuenta factores como la aparición de vacunas o la persistencia de los rebrotes del virus.

    En ese marco, el escenario más optimista (que contempla solo la aparición de rebrotes combatidos con medidas de contención limitadas) contempla una caída del PIB del 10,5% para el conjunto de 2020.

    Esa caída puede aumentar hasta el 12,6% en caso de darse un escenario intermedio que requiera medidas de distanciamiento social generalizadas para combatir el virus.

    De cara a 2021, el Banco de España pronostica un rebote del PIB en clave positiva del 7,3% en el escenario más favorable y del 4,1% en el más pesimista.

    En cualquier caso, el organismo supervisor enfría las expectativas de cara a 2022, año en el que el PIB seguirá entre 2 y 6 puntos porcentuales "por debajo del nivel previo a la crisis", lo que pospone el horizonte de recuperación hasta la llegada de 2023. 

    Etiquetas:
    Banco de España, PIB, deuda pública, deuda, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook