En directo
    España
    URL corto
    España de nuevo en estado de alarma (106)
    0 14
    Síguenos en

    Se acerca la Navidad y los comercios se preguntan si con ella llegará la salvación de sus negocios. Tras un 2020 desastroso para la mayoría de ellos, la nueva ola de coronavirus, lejos de remitir, amenaza con hacer de las próximas fiestas las menos rentables en muchos años.

    Tras el confinamiento, los negocios de España esperaban que el verano revirtiera la desalentadora situación económica a la que había dado lugar el virus. Sin las expectativas cumplidas en muchos casos, el fin de año emergía como posible luz al final del túnel para algunos. Pero cada vez más empresarios están perdiendo la esperanza en que la Navidad los salve vistas las circunstancias.

    El presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), Eduardo Zamácola, apunta a que estas restricciones "pueden suponer una debacle absoluta" para la campaña de Navidad, habitualmente muy generosa. En esta ocasión "es inviable que repitamos las mismas ventas que el año pasado". No es de extrañar, dadas las limitaciones de movilidad y de aforo y la crisis económica sobrevenida.

    La pandemia no hará sino acentuar una tendencia que se viene observando en los últimos años, ya que, según datos citados por Expansión, en diciembre de 2019 ya se produjo una pérdida en las ventas respecto a ese mes en 2018. Solo que esta vez la caída será mucho más pronunciada: la patronal de textil calcula que el 25% de los comercios existentes antes del SARS-CoV-2 ya han cerrado, y Zamácola cree que esa progresión irá a más tras la campaña de Navidad.

    En este sentido, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) apunta a que es preferible hacer ahora todo lo posible a base de restricciones para intentar salvar la campaña navideña.

    "Está en juego la vida de miles de pequeños negocios, si no paramos la propagación de los contagios, los trabajadores autónomos perderán el 30% de la facturación anual que (normalmente) se produce en la campaña de Navidad, suponiendo una catástrofe económica que sería muy difícil de solucionar", asegura el presidente de la organización, Eduardo Abad.

    Por suerte, hay margen para el optimismo. La vicepresidenta para la Región Europa y con responsabilidades en España de la empresa de análisis de datos Rebold, Ruth Blanch, destaca que el ahorro que han logrado alcanzar muchos clientes durante el verano podría traducirse en más dinero de cara a las compras de Navidad. Además, están por delante fechas de gran volumen de compras online, como el Black Friday o el ciberlunes, a finales de noviembre, donde, obviamente, las limitaciones de movilidad no serán un problema.

    Tema:
    España de nuevo en estado de alarma (106)
    Etiquetas:
    crisis, negocios, empresa, Navidad
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook