En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 112
    Síguenos en

    Un programa desarrollado por un informático y un historiador permite localizar restos de la contienda nacional y participar de forma interactiva con nuevos hallazgos.

    Dice Guillermo Altares en su libro Una lección olvidada que en sus paseos de juventud desde la casa familiar hasta la universidad nunca supo que caminaba por el epicentro de la Guerra Civil española en Madrid. "Sólo mucho tiempo después descubrí que una caseta de guardias al pie del Parque del Oeste conservaba todavía balazos, también presentes en edificios, estatuas y muros", escribe el periodista. Más adelante, añade que ni allí ni en otros espacios "se conserva indicación alguna". El precio que tuvo que pagar España por pasar página, advierte, fue la desmemoria.

    Y ha llegado a nuestros días. Ni siquiera cuando han transcurrido varias décadas de democracia y se aboga por la transparencia es fácil encontrar esas señas de lo que ocurrió en el país entre 1936 y 1939. Para paliar este vacío informativo, estos restos ignorados, el historiador Daniel Rodríguez y el programador informático José Ignacio Naranjo han creado Vestigios de la Guerra Civil, una aplicación de móvil que ayuda a situar las huellas que invaden la geografía nacional sin carteles ni placas.

    Es una app interactiva, donde cada usuario puede incluir algún rincón nuevo. "El conflicto parece un tema del que se habla mucho, pero, en realidad, no tiene tantas referencias. Salvo en algunos puntos de España, como Valencia o Huesca, con centros de interpretación y alguna ruta dedicada, no se conoce mucho de la barbaridad que fue", analiza Rodríguez, nacido en Soria hace 34 años. La idea se la propuso Naranjo y tiraron para adelante. "Es un producto de la cuarentena. Me lo comentó como algo original y se ha desarrollado en estos cuatro meses", resume Rodríguez, que ya creó Guerra Civil en un tuit en 2017, una cuenta en la que iba narrando episodios cronológicos de la contienda en 280 caracteres.

    • Un refugio antiaéreo de la Guerra Civil española en Madrid
      Un refugio antiaéreo de la Guerra Civil española en Madrid
      © Foto : Cortesía de Daniel Rodríguez
    • Un fortín de la Guerra Civil española en Cardoso (Asturias)
      Un fortín de la Guerra Civil española en Cardoso (Asturias)
      © Foto : Cortesía de Daniel Rodríguez
    • Una imagen de la aplicación 'Vestigios de la Guerra'
      Una imagen de la aplicación 'Vestigios de la Guerra'
      © Foto : Cortesía de Daniel Rodríguez
    • Puesto de mando del aeródromo de Sales (Asturias)
      Puesto de mando del aeródromo de Sales (Asturias)
      © Foto : Cortesía de Daniel Rodríguez
    • Impactos de bala en el Viaducto de los Quince Ojos en Madrid
      Impactos de bala en el Viaducto de los Quince Ojos en Madrid
      © Foto : Cortesía de Daniel Rodríguez
    • Un fortín de la Guerra Civil en La Providencia de Gijón
      Un fortín de la Guerra Civil en La Providencia de Gijón
      © Foto : Cortesía de Daniel Rodríguez
    1 / 6
    © Foto : Cortesía de Daniel Rodríguez
    Un refugio antiaéreo de la Guerra Civil española en Madrid

    "Pensamos en hacer algo interactivo", incide el historiador. La plataforma, de hecho, se construye con la aportación de la gente. Cada usuario puede mandar un vestigio que conozca y se añade al catálogo. "Nosotros solo lo moderamos, por confirmar y por darle el formato del programa", explica Rodríguez, calculando que han duplicado las 300 entradas que tenían cuando lo lanzaron, hace tres semanas y han obtenido unas 10.000 descargas. Además, la aplicación cuenta con una sección de noticias, donde se repasan las novedades o actos relacionados con la Guerra Civil, y un álbum fotográfico de los años en que duraron las batallas.

    ​Impactos de bala en una columna griega del centro de Madrid, alusiones a lances durante el conflicto en un punto determinado, refugios en el frente de Teruel, trincheras en la costa levantina… Con imágenes tomadas por ellos o cualquiera de los integrantes de la app, engrosan el contenido sobre este acontecimiento histórico. "La cantidad es ingente. El otro día vi un reportaje sobre un campo de concentración en Galicia. Y me mandan datos sobre barcos hundidos en el Mediterráneo o hasta en Guinea Ecuatorial, de cuando era una colonia española y los golpistas querían venir a la península", concede Rodríguez.

    "Hay demasiadas zonas oscuras con respecto al patrimonio de la Guerra Civil. La gran mayoría está abandonado, vandalizado o tapiado. Es raro encontrar un sitio donde se hayan encargado de conservarlo", sostiene el historiador.

    La plataforma no está cerrada. Puede usarse para más acontecimientos pretéritos y puede ampliarse. "De momento, lo hemos ceñido a este periodo, pero a lo mejor ampliamos a los años del franquismo, ya veremos", apostilla el responsable. "Sirve para cualquier etapa histórica. Puedes crear la misma app para el reinado de los Austrias o la II Guerra Mundial. No sé hasta dónde llegaremos, porque, sinceramente, no nos reporta nada de dinero", agregaba Naranjo en unas declaraciones de El País.

    Otra opción que barajan es poder superponer fotos y que se compare el lugar. Por ejemplo, colocar a un  guerrillero en donde se encontraban sus barricadas. O actualizar instantáneas icónicas, como la miliciana Marina Ginesta sonriendo en la azotea del hotel Colón de Barcelona. "No tenemos un objetivo fijo, pero sí tenemos la esperanza de que tenga valor pedagógico", argumenta Rodríguez, que lamenta la dejadez para enseñar un capítulo tan reciente y "terrible".

    "Aquí no ha habido ningún interés en esto. En Francia, sobre todo por Normandía, hay indicaciones y tours. Y eso que no hay comparación con las guerras mundiales, porque aquí fue algo fratricida y duró 40 años más. No se trata de un hecho acotado", protesta, señalando cómo en los planes de estudios también tiende a lo residual. La Guerra Civil, la dictadura de  Francisco Franco hasta 1975 y la Transición a la democracia son unas páginas del final del temario a las que a veces ni se llega.

    Barracones de la Guerra Civil española en el aeródromo de Sales (Asturias)
    © Foto : Cortesía de Daniel Rodríguez
    Barracones de la Guerra Civil española en el aeródromo de Sales (Asturias)

    Por eso, Rodríguez ve "preocupante" que las nuevas generaciones solo se guíen por "la algarabía de las redes sociales". "No tienen criterio para distinguir y no se les facilita", indica, "entiendo que a nivel político se decidiera empezar de cero, pero con la Ley de Amnistía (firmada en 1977) no se pueden hacer muchas cosas. Y, aunque haya una Ley de Memoria Histórica, todo es muy simbólico". Se ha comprobado, apunta, con la decisión de retirar las estatuas en Madrid de Largo Caballero o  Indalecio Prieto: "No se puede equiparar a un político de aquel momento con el general de un ejército que asesinó a miles de personas y que destruía los sitios por donde pasaba".

    Se requiere "una buena labor divulgativa", opina. "Hay que adaptarse al soporte, en este caso ordenadores y teléfonos móviles. Estoy convencido de que es la manera de llegar a la sociedad actual, ya no solo a los jóvenes, porque la inmensa mayoría de la gente usa redes sociales y aplicaciones constantemente en sus vidas. Incluso creo que esta app podría ser una gran herramienta pedagógica y cultural", concluye Rodríguez, sintiéndose "contento" solo porque alguien consulte la plataforma y descubra cosas que no se había ni planteado y atribuyendo las actuaciones complementarias a las administraciones competentes.

    "En Madrid, donde quedan muchísimos vestigios, podrían proponerse rutas como la de George Orwell en Alcubierre, Huesca", sugiere, refiriéndose al escritor inglés que se enroló en las Brigadas Internacionales y lo plasmó en Homenaje a Cataluña, de 1938. "Y los Ayuntamientos podrían restaurar los restos y colocar placas explicativas", sentencia, en concordancia con lo que anotaba Altares en su libro. Hasta entonces, nos quedará esta aplicación colaborativa y centenares de obras literarias que evocan la Guerra Civil. Como A sangre y fuego, de Chaves Nogales, donde se asegura que "en el casco de la ciudad, las bombas de los aviones hacen carne siempre".

    Etiquetas:
    lugares, interactivdad, historia, informática, aplicación, España, guerra civil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook