En directo
    España
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El número de migrantes que llegan de África Occidental a las islas Canarias habría aumentado por el cierre de las rutas migratorias tradicionales con destino a Italia y Grecia en medio de la pandemia, declaró a Sputnik la portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en España, María Jesús Vega.

    "La ruta desde los países de África Occidental hacia las islas Canarias registra un incremento pese a que es muy peligrosa y tiene unas distancias largas que pueden tomar más de una semana, probablemente, ese aumento se debe al cierre de las fronteras o las dificultades en el acceso a las rutas tradicionales", comentó Vega.

    La responsable de comunicación indicó que la gente que emprende viajes peligrosos para llegar a Europa sigue muriendo, independientemente de la ruta que elija.

    En ese contexto, llamó a crear unas rutas migratorias legales para reducir el riesgo de muerte y contrarrestar el negocio criminal de tráfico humano.

    "Invertir en los canales de migración regulares y el fortalecimiento de la movilidad también será esencial para el crecimiento y el desarrollo sostenibles en la UE y cualquier otro lugar", añadió Vega.

    En general, en el caso de España, señaló, la mayoría de los migrantes llega de América Latina por tener en común el idioma y la cultura, así como lazos familiares.

    Según Vega, para finales de agosto España recibió más de 64.000 solicitudes de asilo, entre ellos más de 40.000 de venezolanos y colombianos.

    Mientras las demás llegadas corresponden a los oriundos de los países africanos como Argelia, Marruecos, Malí, Costa de Marfil y Guinea y en este caso prefirieron España en vez de la ruta hacia Italia o Grecia donde la UE entrenó y equipó a los guardias de costa libios que interceptan las pateras y devuelven a los migrantes.

    En cuanto a la ruta de los Balcanes, permanece oficialmente cerrada.

    Asimismo, María Jesús Vega declaró que las prácticas de concesión de asilo para los migrantes forzados deben seguir funcionando, pese a las dificultades causadas por la pandemia del COVID-19.

    "La pandemia paralizó a los países en varios aspectos pero no frenó las guerras y el desplazamiento forzado, por tanto el derecho al asilo debe respetarse", señaló Vega en una entrevista con Sputnik.

    Las restricciones y el control endurecidos en las fronteras por la pandemia, comentó, obstaculizaron la búsqueda de territorios seguros para los refugiados y redujeron el número de personas que llegan a Europa.

    Migrantes en México (archivo)
    © REUTERS / Veronica Cardenas
    Asimismo, llamó a los Gobiernos "a garantizar que los refugiados y solicitantes de asilo estén incluidos en sus programas de prevención del COVID-19 y que 'nadie se quede al margen', tal y como lo consignan los Objetivos de Desarrollo Sostenible [los ODS]", añadió.

    Los ODS es una iniciativa impulsada por la Naciones Unidas como parte de su Agenda 2030 que incluye 17 objetivos en áreas de la economía, derechos humanos, clima y otras. Los países miembros de la ONU deben cooperar para lograr dichos objetivos hasta el año 2030.

    Etiquetas:
    migrantes, España, ACNUR
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook