22:55 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 40
    Síguenos en

    Restaurante con estrellas Michelín como Gaytán se unen a esta nueva iniciativa que permite disfrutar de la alta cocina sin moverse de casa.

    Cuando Borja Boada trabajaba como camarero en un catering de comida mientras terminaba su carrera de Administración y dirección de empresas, nunca imaginó que en unos años sería él quien estaría detrás de su propio negocio de comida a domicilio. Y no detrás de uno solo, sino de dos. Primero fundó Fudeat, un servicio de catering corporativo para eventos de empresa y luego, aprovechando el confinamiento, creó InBite, una aplicación que ofrece la posibilidad de que los comensales disfruten de la alta comida desde sus casas.

    Borja Boada, dueño de inBite y Fudeat
    © Foto : Cortesía de lopezdorigaphoto
    Borja Boada
    "La idea surgió porque vimos que en este extraño 2020, a la gente le daba miedo salir a la calle y evitaban las aglomeraciones. Ahora prefieren quedarse en sus casas disfrutando con familiares y amigos. Nosotros les ofrecemos acercarles esos restaurantes a sus hogares". 

    InBite se dedica a llevarle menús  a aquellos grupos de personas que les gusta comer alimentos de calidad pero que por los motivos sanitarios actuales prefieren disfrutar de una buena comida desde sus casas. Los pedidos son organizados y grupales, normalmente de seis o más personas, con un servicio en furgoneta que permite que el producto llegue en perfecto estado a sus domicilios.

    "Con Fudeat vimos que podíamos crear un nuevo producto como inBite. En marzo y abril, en pleno estado de alarma, ideamos la propuesta y a principios de julio entregamos el primer encargo".  En tan solo un mes, y sin hacer lanzamiento de su aplicación, ya han repartido entre 25 y 30 pedidos.

    Esta nueva plataforma agrupa a los mejores restaurantes de Madrid e incluye estrellas Michelin como Gaytán del chef Javier Aranda, quien considera que "la unión de un conjunto de empresas con una misma premisa, que es la de hacer feliz al comensal, es siempre positivo". Además, no siente miedo de que su restaurante galardonado con una estrella michelin pierda la esencia de lo que es: 

    "Trasladar nuestra cocina fuera de casa siempre es un reto y sobre todo un desafío, teniendo en cuenta que desde nuestros inicios siempre hemos sido súper maniáticos con el control absoluto. Desde que la materia prima entra en casa hasta que se elabora y por otro lado desde que nuestro cliente llama para reservar hasta que sale por la puerta el día siguiente. Por lo tanto es todo un reto que junto a inBite queremos superar y sobre todo hacerlo con éxito", explica a Sputnik Javier Aranda, chef de Gaytán. 

    Otro de los restaurantes que se encuentran dentro de la oferta de inBite es Soy Kitchen, que ha revolucionado la fusión oriental con platos muy personalizados. Para Soy Kitchen, este tipo de aplicaciones son interesantes para 'exportar' el restaurante de un sitio físico directamente a la casa del consumidor. "De este modo puedes ampliar tu área de consumo y llegar a otro tipo de clientes. A parte del beneficio que supone trabajar con grandes empresas", explica Yolanda Fernández, responsable de comunicación de Soy Kitchen.

    ¿Han cambiado los hábitos de consumo?

    Durante el estado de alarma creció la demanda de pedidos delivery en toda España. La comida a domicilio se ha consolidado como una fuerte vía de crecimiento para los restaurantes que han visto reducidos sus ingresos debido a la crisis generada por COVID-19. Según datos aportados por el Gastrómetro de Just Eat, los restaurantes que ya disponían del servicio a domicilio vieron aumentar sus pedidos entre un 40 y 50% durante este periodo. Además, muchos restaurantes que no repartían su comida a domicilio decidieron apostar por este servicio, dando lugar a un aumento del 200% en las altas de los restaurantes respecto el mismo periodo del año anterior.

    A pesar de ello, "la alta cocina no está del todo cómoda al lado de unas marcas de fast food", explica Boada. "Trabajan otro tipo de materia prima, van a otro tipo de público y es aquí donde entramos nosotros". El tipo de público por el que apuesta Inbite, grupos de amigos o familias de 35 años para arriba, no es el mismo que acude a las plataformas delivery. De hecho, inBite viene de ahí; invite de invitados y bite de bocados. A través de este juego de palabras han creado su lema: "Hoy tomamos bocados en casa con nuestros invitados". 

    Muchos negocios han tenido que cerrar durante la pandemia y a día de hoy, todavía se mantienen cerrados. De acuerdo con los datos de una macroencuesta elaborada por la patronal Hostelería de España, 65.000 establecimientos hosteleros desaparecerán en España en 2020. En el escenario actual, 40.000 negocios ya han echado el cierre y en caso de que empeorara la crisis sanitaria, podría verse afectada la supervivencia de hasta 85.000 establecimientos.

    Visionarios como Boada han sabido sacar partido a esta inesperada situación. En este sentido, ¿el reparto de comida podría ser una oportunidad para la alta cocina? Probablemente sí. "Con Fudeat sufrimos mucho el cierre de oficinas durante el estado de alarma. Ahí se nos ocurrió crear inBite, para paliar las consecuencias. La pandemia no nos ha beneficiado, pero hemos sacado un producto que creemos que puede ir bien de aquí a finales de año".

    "Ya nadie quiere salir a cenar fuera, quizá la situación haya sido lo que más nos ha favorecido, que básicamente viene de haber escuchado las tendencias del mercado tras la pandemia de COVID-19", dice Boada. 
    Plato de uno de los restaurantes que se encuentran dentro de  la oferta de inBite.
    © Foto : Cortesía de inBite
    Plato inBite

    No obstante, el chef Aranda mantiene su postura esperanzadora pues considera que la gente volverá a los restaurantes  y a los bares de toda España "sin dudarlo". Soy Kitchen, por su parte, piensa que va a haber más reuniones sociales en domicilios privados y menos en lugares públicos cerrados, "cosa que con inBite podríamos desarrollar con más estructura", explica Fernández.

    La oferta incluye desde cocina a española a internacional como la francesa con Le Bistroman Atelier, la hindú de Benares, la tailandesa de Krachai o la americana de La Gamella, entre otros. Por el momento cuentan con 14 restaurantes de Madrid y reparten a poblaciones dentro de la M-50 de la ciudad, "lo que supone una oportunidad para que la oferta de restaurantes de la capital llegue a una mayor población", destaca Boada. La idea es ir creciendo: "El proyecto sigue en desarrollo y estamos valorando nuevas posibilidades".

    Etiquetas:
    cocina, comida, comida rápida, bar, coronavirus, restaurante
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook