En directo
    España
    URL corto
    0 72
    Síguenos en

    El usuario hackeó decenas de cuentas de organismos públicos y privados como protesta por la intervención del Estado en el 'procés'.

    La cuenta está suspendida y, a pesar de que tiene el apoyo de otros hackers, entrar a ver ese respaldo es prácticamente imposible. Todo remite a webs cifradas, alguna mención del pasado en Twitter o a alguna condena a otro miembro en situación parecida. El usuario @AnonXeljomudoX, que reivindicó ataques cibernéticos a varias páginas de internet de la administración pública y que se presenta como parte del movimiento Anonymous, se enfrenta a una pena de 18 años de prisión.

    Es lo que el Juzgado de Instrucción número 2 de Valls, localidad de Tarragona (provincia de Cataluña), pide por un total de "cinco delitos continuados de acceso no autorizado a sistemas informáticos, que se combinaron con otros tres delitos: daños informáticos, obstaculización del servicio, y acceso y divulgación de datos reservados de carácter personal almacenados en ficheros", según lo publicado este 7 de julio por el diario El Mundo.

    Se solicitan seis años de prisión por uno de los ataques, a lo que se suman tres años más por cada uno de los otros cuatro. En total, 18. La Fiscalía también solicita una multa de 10.800 euros y que indemnice por los gastos generados para lidiar con sus ataques. Estos sucedieron en 2017, en protesta por cómo el Estado español se estaba enfrentando al ‘procés’ catalán.

    Así pues, en diciembre de ese año, durante la celebración en Cataluña de las elecciones autonómicas convocadas por el Gobierno de Mariano Rajoy en aplicación del artículo 155 de la Constitución, se atacó la web del Ministerio del Interior, entre otras. Un periodo de tiempo en el que "el sistema permaneció inutilizado" y del que todavía no se han cuantificado los daños económicos, según la fiscal delegada de Criminalidad Informática de Tarragona.

    Tales hechos fueron reivindicados por el propio acusado, que actuó contra el portal del Estado en otras dos ocasiones. El objetivo, según explica el Ministerio Público, era "introducirse en diferentes páginas web, sin el permiso de los administradores de las mismas, obtener información y datos reservados o secretos y poner dicha información a disposición de terceros". La Guardia Civil, que le mantiene cerrada la cuenta, atribuye al usuario su pertenencia al movimiento Anonymous, por la "inclusión de logotipos y lemas relacionados" o por usar "información identificativa de la denominada Operación Catalunya, a través del hashtag #OpCatalunya y #FreeCatalanPoliticalPrisioners".

    Para ello empleó dos aplicaciones, denominadas Sqlmap y Xerxes. La primera es una herramienta diseñada para hacer test de penetración en páginas web, que permite automatizar el proceso de detección y explotación de las posibles vulnerabilidades, así como la toma de control de bases de datos. La segunda está diseñada para realizar ataques de denegación de servicio (conocidos como DoS), lanzando multitud de solicitudes de acceso para desbordar el servicio y provocar su fallo.

    ​Además, el acusado intentó hasta 513 ataques y tuvo éxito en 41, conforme a la información obtenida del ordenador incautado por la Guardia Civil en el registro de su domicilio, llevado a cabo en febrero de 2018. Ese  éxito se produjo en las webs del Tesoro Público, las Cortes de Castilla-La Mancha, la Sociedad Española de Epidemiología, la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular, el Centro de Astrobiología del CSIC, la Universidad Complutense, la de Alcalá de Henares y la de Murcia.

    Otros datos que aparecieron en el fichero de la Guardia Civil apuntaban a varios intentos de acceso al CNI (Centro Nacional de Inteligencia), la Fundación José Antonio Primo de Rivera y La Moncloa. Aunque no son acciones que se le atribuyan al acusado, como tampoco se le atribuye un ataque al grupo parlamentario de Ciudadanos en la web del Parlament catalán.

    Un texto en la web de la Fundación de Ferrocarriles Españoles fue lo que inició la investigación. En esa plataforma dejó escrito "Hacked by Xeljomudo #opcatalunya" y reivindicó su acción en Twitter junto a las etiquetas #Anonymous, #OpCatalunya y #FreeCatalanPoliticalPrisioners. En los mensajes mostraba capturas de la página con nombres de usuario, correos electrónicos y contraseñas de la fundación.

    ​Después de que la fiscalía pidiese 18 años de prisión, el usuario ha manifestado —según el artículo de El Mundo— que le quieren condenar "por luchar por las libertades de todos en la red" y añade que lo que "más asco" le da es que le puedan caer "más años que al maltratador o violador de turno". "Pero nosotros siempre estaremos en pie de guerra. We are legion (somos legión)", concluye, anotando el lema de Anonymous.

    Etiquetas:
    Guardia Civil de España, España, Tarragona, Anonymous, hackers, hackeo, proceso catalán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook