En directo
    España
    URL corto
    Toda España avanza en el proceso de desconfinamiento (185)
    0 02
    Síguenos en

    Cientos de personas celebraron hasta bien entrada la noche en Vitoria el cuarto título liguero del Baskonia. Festejos que llevaron en algunos casos a aglomeraciones y ausencia de mascarillas. Además, la Ertzaintza tuvo que intervenir en dos ocasiones al no poder controlarse el aforo en dos puntos de la ciudad.

    Una década entera ha tenido que pasar para que el Baskonia volviera a levantar el título de la ACB. Una espera de 10 años que la noche del 30 de junio acababa con la canasta de Vildoza y el fallido triple de Higgins en la Fonteta de Valencia. El equipo vasco se imponía al Barcelona por dos puntos, 67 a 69 en el marcador final, y se convertía en el rey del baloncesto español en esta extraña temporada 2019-2020, marcada por el coronavirus.

    Victoria que daba al Baskonia su cuarto título liguero y desataba la alegría en su ciudad, Vitoria. Previamente, las terrazas de la capital vasca estaban repletas de personas deseosas de ver la final y las bufandas y camisetas del equipo de baloncesto eran las prendas más vistas en el centro de la ciudad. En redes sociales, el equipo de gobierno municipal había pedido "responsabilidad" a todo aquel que quisiese celebrar el triunfo del conjunto local.

    Sin embargo, el marcador final desató la euforia en las calles de la ciudad. Aunque en muchas celebraciones prevaleció la tranquilidad y la distancia de seguridad, también se dio el caso contrario. Llevadas por la alegría del triunfo de su equipo, centenares de vecinos celebraron la victoria del equipo sin respetar los metros de separación y sin utilizar mascarilla. Las imágenes de aglomeraciones de personas en el casco urbano llamaron la atención del alcalde, Gorki Urtaran, que quiso recordar que el coronavirus todavía sigue presente.

    "Muy preocupado con las imágenes que llegan de la calle. Ya habrá tiempo de celebraciones. Que una noche de alegría no se convierta en semanas de tragedia y sacrificio. Nuestros sanitarios y mayores no se lo merecen. La ciudad tampoco. Evitad aglomeraciones. Prudencia, por favor", escribió por redes sociales.

    Palabras que no detuvieron el entusiasmo de cientos de vitorianos que estiraron la celebración a la madrugada. Noche en la que las fuerzas del orden tuvieron que intervenir en dos ocasiones. En la primera, la Guardia Municipal tuvo que solicitar la ayuda de la Ertzaintza para controlar las aglomeraciones a la 1.15 horas en la calle Cuchillería.

    Más tarde, a las 4.00, la policía vasca se personó en una discoteca de la zona de San Antón tras una llamada de los propietarios, incapaces de controlar el aforo del local. La patrulla fue recibida con una lluvia de sillas, vasos y otros objetos. Actuación que se saldó con una detención por un delito de atentado contra agentes de la autoridad, la apertura de ocho expedientes por insultar a los oficiales y dos ertzaintzas con una contusión leve.

    Sin recepción

    El Baskonia llegó a las 2.45 al aeropuerto de Vitoria tras despegar cerca de las 2.00 de Valencia. En la terminal del aeródromo vitoriano, les esperaban cerca de una veintena de personas, entre los que se encontraban jugadores que no estuvieron presentes en la final, ya sea por lesión o por decisión técnica.

    En las inmediaciones del aeropuerto, la Ertzaintza situó una patrulla para impedir el acceso de aficionados que tenían la intención de recibir a los jugadores.

    Equipo que debido a las circunstancias actuales no tendrá recepción por parte de las autoridades locales. Así lo confirmó Urtaran, quien admitió que no habrá ninguna celebración oficial ni recibimiento por el título logrado. "Me encantaría que estuviesen las plazas llenas para celebrarlo, pero es imposible", ha remarcado la cabeza del consistorio municipal.

    Tema:
    Toda España avanza en el proceso de desconfinamiento (185)
    Etiquetas:
    detención, España, baloncesto, Vitoria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook