En directo
    España
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — El excoronel salvadoreño Inocente Montano encara una pena de 150 años de cárcel por su papel en la masacre de seis jesuitas españoles y dos asistentes el 16 de noviembre de 1989, crimen por el que fue deportado a España en 2017.

    "El Ministerio Público español pidió una condena de 150 años de cárcel para el excoronel salvadoreño, Inocente Orlando Montano, en la primera vista oral del juicio por el asesinato de los sacerdotes jesuitas", informó el diario digital Contrapunto.

    Montano enfrenta cargos por terrorismo por su papel como viceministro de Defensa en la matanza perpetrada en la casa pastoral de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) por el batallón Atlacatl, durante la ofensiva guerrillera de 1989.

    El tribunal, con sede en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid), accedió a la petición de la defensa del exteniente Yusshy Mendoza de declarar extinguida su responsabilidad penal como ejecutor de los asesinatos, y ahora pasa a ser testigo.

    Para el abogado Benjamín Cuellar, exdirector del Instituto de Derechos Humanos de la UCA, el cambio de condición de Mendoza es legal y justo, pues considera que el entonces miembro del batallón Atlacatl fue el chivo expiatorio de un juicio plagado de irregularidades, en 1990.

    "Mendoza fue un chivo expiatorio en el juicio fraudulento que se hizo en 1990, y es justo que no sea procesado por el asesinato de una de las asistentes, porque además ha colaborado con el esclarecimiento del crimen", explicó Cuellar a Contrapunto.

    El juicio, impulsado por familiares de los jesuitas asesinados, se dividirá en dos etapas, del 8 al 10 de junio y del 8 al 16 de julio de 2020, y el 10 de junio comenzará el interrogatorio de Montano, quien guarda prisión provisional desde noviembre de 2017.

    Los jesuitas asesinados fueron los españoles Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín-Baró, Amando López y Juan Ramón Moreno, el sacerdote salvadoreños Joaquín López, la empleada doméstica Julia Elba y su hija menor, Celina Mariceth Ramos.

    Etiquetas:
    masacre, El Salvador, Centroamérica
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook