En directo
    España
    URL corto
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (214)
    1162
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se vio envuelta en las últimas horas en el centro de una gran polémica política y mediática tras conocerse que está pasando la epidemia de coronavirus en un apartahotel de lujo perteneciente a una empresa involucrada en contratos con la administración regional.

    Según información revelada por Vaniti Fair, la presidenta regional se aloja desde los primeros días de la crisis sanitaria en un apartahotel que tiene un coste mensual de 6.000 euros, propiedad de la empresa Room Mate, perteneciente al empresario Kike Sarasola.

    La propia Ayuso (miembro del conservador Partido Popular) comunicó su decisión de alojarse en esa suite tras ser diagnosticada con el COVID-19, argumentando que ese lugar le ofrecía unas mejores capacidades que su residencia habitual para hacer compatible la cuarentena con el teletrabajo.

    Según la información del portal de contratación pública de la Comunidad de Madrid, la empresa Room Mate fue adjudicataria de un contrato por valor de más de 565.000 euros para atender a personas mayores en hoteles adaptados como residencias durante la pandemia.

    Sin embargo, esa cifra no coincide con la partida de 806.000 euros aprobado por el Gobierno regional para prestar el servicio.

    Además, según informa la Cadena SER, la información pública de ese contrato fue modificada en la noche del 12 de mayo para atribuirle el contrato a la Coordinadora del Tercer Sector y no a Room Mate, aunque con un cambio en la cuantía, rebajada a 240.000 euros.

    Es decir, la suma del contrato que constaba con Room Mate y la del contrato modificado sí coinciden con el gasto total anunciado en un primer momento por el Gobierno regional, lo que levantó sospechas sobre presuntos movimientos de la administración para ocultar su relación con la empresa.

    Sin embargo, desde Room Mate niegan estar involucrados en esos contratos.

    "Nunca hemos solicitado, ni nos han adjudicado, ni hemos recibido pago alguno desde ninguna de las consejerías u organismos de la Comunidad de Madrid. Es absolutamente falso", sostiene la empresa en un comunicado.

    Por su parte, el empresario Kike Sarasola afirmó este miércoles 13 de mayo que la presidenta regional es una clienta más y negó que su empresa vaya a recibir dinero público por ofrecer el servicio.

    En ese sentido, afirmó que Ayuso pagará de su propio bolsillo el coste del apartahotel.

    "Ella lo va a pagar, no sé cuál es el problema qué se ha montado. Díaz Ayuso entró en el hotel en marzo y justo para mí era perfecto ya que tengo mis hoteles cerrados", señaló en declaraciones a Antena 3.

    Ayuso ya estaba siendo objeto de polémica en las últimas jornadas por su decisión de pedir al Gobierno el desconfinamiento de Madrid pese a que se trata de la región del país más golpeada por el COVID-19.

    La publicación de estas informaciones sobre posibles comportamientos poco éticos llega en un momento de confrontación abierta entre Ayuso y el Gobierno central, que no dejó pasar la ocasión para comentar la polémica

    "Ayuso tiene todo el derecho a vivir donde quiera, pero que se lo pague ella, porque si se lo está pagando un empresario, estamos ante un nuevo caso de corrupción", dijo este 13 de mayo en el Congreso de los Diputados el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.

    Los partidos de la izquierda madrileña exigen a Ayuso más explicaciones para aclarar si pudo incurrir en un "presunto delito de cohecho" por su relación con la empresa.

    Mientras tanto, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, manifestó su apoyo a la presidenta de Madrid y atribuyó la polémica a un movimiento de la izquierda para desacreditar la gestión de los conservadores en la capital.

    Tema:
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (214)
    Etiquetas:
    COVID-19, pandemia, Madrid, coronavirus, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook