En directo
    España
    URL corto
    Por
    España prorroga el estado de alarma por el coronavirus (165)
    0 49
    Síguenos en

    El encierro ha desembocado en un notable aumento de las llamadas al 016, teléfono que atiende situaciones de posible violencia de género ofreciendo información y asesoramiento a las posibles víctimas. Así lo desgrana el Ministerio de Igualdad en su último informe.

    Concretamente, las llamadas han crecido más de un 47% respecto al año anterior y en tan solo un mes. Desde el 14 de marzo, cuando se decretó el estado de alarma hasta el 15 de abril, el 016 registró un total de 7.895 llamadas; 1.854 más que durante el mismo mes el 2019.

    Las causas de este incremento en el número de llamadas, según explica a Sputnik la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género (CGPJ), Ángeles Carmona, pueden responder a que la convivencia forzosa durante tantos días provoca un mayor número de situaciones de tensión y a que se trata de una herramienta de fácil acceso para las mujeres:

    "No obstante, llama la atención que donde más se ha notado el incremento ha sido en las consultas online. Hay que tener en cuenta que, en 2018, último año del que tenemos datos oficiales, más del 80% de los asesinatos machistas se produjeron en el domicilio familiar", asegura Carmona.

    Por otro lado, de acuerdo a los datos de Igualdad, se constata que, a medida que va aumentando el tiempo de confinamiento, crecen las peticiones de ayuda y de información. Sin embargo, España no es el único país que está notando este incremento. Según datos de la ONU, con la llegada de la pandemia se ha duplicado el número de llamadas a las líneas de ayuda a mujeres en el Líbano y Malasia; en China se han triplicado; y en Australia, los motores de búsqueda como Google experimentaron el mayor volumen de consultas de ayuda por violencia doméstica de los últimos cinco años. 

    Áangeles Carmona presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)
    © Foto : Cortesía de CGPJ
    Áangeles Carmona presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)

    Ángeles Carmona responde a Sputnik para ofrecernos una visión general sobre la violencia machista en España:

    —¿Quién acude a este teléfono de ayuda? ¿También acuden hombres?

    —Los servicios de ayuda están dirigidos tanto a las víctimas de violencia de género como a las de violencia doméstica, pero las cifras nos indican que son mucho más numerosos los casos de violencia sobre la mujer por el simple hecho de ser mujer. 

    Si tomamos como ejemplo los homicidios en el ámbito de la pareja o ex pareja, por ser los hechos más graves, vemos cómo las mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas varones entre 2016 y 2018 fueron 151; mientras que las víctimas de la violencia doméstica en el ámbito de la pareja o ex pareja en el mismo periodo fueron 25.  

    —¿Cuáles son los principales motivos de las consultas?

    —Según la Delegación del Gobierno contra la violencia de género, las consultas en el 016 durante el tiempo de confinamiento se refieren en muchos casos a dudas respecto a la protección de los menores hijos e hijas de las víctimas en casos de cumplimiento de regímenes de visitas o estancias con el progenitor no custodio. También suelen pedir asistencia sobre recursos en el territorio, como casas de acogida y, por último, llamadas de alerta por riesgo de sufrir violencia física o sexual que van redirigidas inmediatamente a los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad competentes.

    —¿Destacaría algún otro aspecto de violencia doméstica o de género que esté percibiendo durante el confinamiento?

    —En las semanas que llevamos de confinamiento se ha detectado también un importante descenso en el número de incidencias registradas en el servicio Cometa, que es el que se ocupa del seguimiento de los dispositivos electrónicos que se colocan a los agresores con el fin de vigilar sus movimientos. La razón es que los agresores no pueden incumplir las órdenes de alejamiento porque no pueden salir de casa y, por tanto, se registran menor incidencias en este servicio.

    —¿Cree que el Gobierno debería tratar con mayor interés este tema durante el confinamiento? ¿Se percibe la violencia de género como un tema olvidado entre los debates políticos?

    —Durante el estado de alarma se ha puesto en marcha una iniciativa fantástica con la que también los farmacéuticos se han implicado activamente en la lucha contra la violencia machista. Basta con que una mujer entre en la farmacia y pida "mascarilla 19" para que el farmacéutico avise a las fuerzas de seguridad.  

    Por otro lado, creo que las mujeres deben estar tranquilas en cuanto a los servicios que, también durante este periodo de cuarentena, están a su plena disposición. El estado de alarma no ha paralizado el trabajo de las instituciones dedicadas a la lucha contra la violencia machista: los juzgados funcionan, pues se trata de una actividad declarada esencial por el CGPJ. También las fuerzas de seguridad siguen atendiendo a las mujeres, que pueden llamar tanto al 016 como a los teléfonos de emergencias (112), policía (091) o Guardia Civil (062). Y lo mismo ocurre con los servicios sociales y las casas de acogida. 

    —¿Haría algún llamamiento a las autoridades o a las familias?

    —Desde el Observatorio, donde elaboramos estadísticas a partir de los datos de todos los órganos judiciales y realizamos análisis y estudios con el fin de proponer mejoras para los sistemas de detección de casos de violencia machista, siempre insistimos en la importancia de que las familias de las mujeres maltratadas ayuden denunciando los hechos cuando tengan conocimiento de que se están produciendo situaciones de malos tratos. 

    Las mujeres víctimas están atenazadas por el miedo a que la denuncia complique aún más su situación o la de sus hijos. Por la vergüenza, por el sentimiento de culpa que el propio maltratador se encarga de provocar en ellas… por eso es muy importante que su entorno la ayude. Y en estos momentos de confinamiento, la actuación de los vecinos es también fundamental. 

    "La convivencia es un factor de riesgo para las víctimas de la violencia de género, por eso queremos hacer un llamamiento a todas las personas para que denuncien si creen que se están produciendo hechos delictivos. Su actuación puede salvar vidas" solicita Carmona. 

    En cuanto a las instituciones, es importante que sigan trabajando y dedicando recursos a la lucha contra la violencia machista. El Pacto de Estado contra la violencia de género aprobado por unanimidad en 2017 por el Parlamento es la hoja de ruta que deben seguir las instituciones, impulsando las reformas y mejoras que en él se señalan. 

    Tema:
    España prorroga el estado de alarma por el coronavirus (165)
    Etiquetas:
    coronavirus en España, España, machismo, violencia contra la mujer, violencia de género, violencia sexual, cuarentena
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook