En directo
    España
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra ha notificado la primera sentencia condenatoria por delito de corrupción deportiva en España. El tribunal impone prisión a nueve de los 11 acusados del caso Osasuna, por supuesto amaño de partidos y delitos referidos a la gestión económica del club.

    Trama que se destapó cuando la Liga de Fútbol Profesional hizo que el exgerente del club navarro Ángel Vizcay reconociera que la entidad deportiva había pagado a distintos futbolistas para poder arreglar resultados y evitar el descenso a Segunda División del equipo en la temporada 2013-2014. Lo que se consumaría con la victoria del Osasuna por 2 a 1 al Betis, al que pertenecían Antonio Amaya y Xavi Torres, los dos jugadores condenados. En relación a los futbolistas, la sentencia también considera probado que el Osasuna les primó por ganar al Valladolid.

    La resolución, que podrá ser recurrida en el Tribunal Supremo, condena a Antonio Amaya y Xavi Torres a un año de prisión por dejarse ganar y recibir primas a terceros, en el caso del encuentro frente al Valladolid. Además, tendrán que abonar una multa de 900.000 euros y quedan inhabilitados por dos años, lo que afecta a su situación en sus respectivos clubes. En la actualidad, Amaya juega en el UCAM Murcia y Torres pertenece a la plantilla del Al Arabi kuwaití.

    La mayor condena recae en Ángel Vizcay con un total de ocho años y ocho meses por apropiación indebida, falsedad documental y corrupción deportiva, aunque, en el último delito, se le aplica un atenuante por colaborar en la investigación.

    La segunda más alta es para el expresidente Miguel Archanco y el exdirectivo Jesús Peralta, ambos condenados a seis años y ocho meses de prisión por los mismos delitos que Vizcay. Apropiación indebida, falsedad documental y corrupción deportiva son los que hacen que le caigan seis años de cárcel al vicepresidente de aquel momento, Juan Antonio Pascual, y cinco años y seis meses al tesorero, Sancho Bandrés, en su caso, absuelto de corrupción deportiva. Además, los agentes inmobiliarios Cristina Valencia y Albert Nolla han sido penados por falsedad documental a nueve meses de prisión.

    Por su parte, el futbolista Jordi Figueras y el expresidente de la Fundación Osasuna Diego Maquirriain son los únicos absueltos de los 11 acusados, el primero del delito de corrupción deportiva y el segundo de apropiación indebida.

    Además, la sentencia impone a los condenados la obligación de indemnizar al Osasuna con la cantidad de 2.340.000 euros, equivalente a la salida irregular de fondos del club durante las temporadas 2012-2013 y 2013-2014, a lo que se suma en el caso de Archanco y Peralta un importe de 1.000 euros y de 2.600 euros respectivamente por las dietas indebidamente percibidas y de 600.000 euros en el caso de Vizcay por un préstamo con destino desconocido devuelto a cargo de las cuentas de la entidad deportiva. Precisamente a este último, el tribunal considera el único responsable del delito de falsedad cometido con la elaboración de un contrato falso con la empresa portuguesa Flefield y de la creación de tres facturas simuladas para cuadrar las cuentas de la temporada 2013-2014.

    Etiquetas:
    prisión, corrupción, fútbol, Osasuna
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook