En directo
    España
    URL corto
    Por
    España prorroga el estado de alarma por el coronavirus (165)
    175
    Síguenos en

    ¿Repetir el curso o aprobado general? El Consejo Escolar se reunió recientemente para concluir una serie de recomendaciones para el Gobierno. Ese mismo día, la tendencia a la baja de la pandemia se quebró a pesar de que el Ministerio de Sanidad insiste en que la curva de nuevos casos y de fallecidos por coronavirus sigue siendo descendente.

    El Consejo Escolar del Estado, el órgano de participación de los sectores más directamente relacionados con el mundo educativo, se ha estado reuniendo recientemente para acordar una serie de recomendaciones ante la incertidumbre sobre el curso escolar. En esa reunión, se readmitieron las medidas que ya se concluyeron la semana pasada: que el curso termine a finales de junio como estaba previsto antes del confinamiento, se descarta el aprobado general y se rechaza suprimir las repeticiones.

    La evolución de la pandemia es determinante para saber si los alumnos retomarán las clases o se quedarán en casa lo que queda de curso. Si ocurriera esto último, dos grandes preguntas rondan en la cabeza de los profesores y los alumnos: ¿habrá un aprobado general como ha pasado en Italia, o tendrán que repetir el curso?

    ​A pesar de que la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes lanzara una campaña para que ningún alumno repitiera, lo cierto es que de momento no se contempla esa opción. No obstante, el Consejo Escolar considera que "en estas circunstancias especiales de la pandemia, la repetición debe ser un recurso realmente extraordinario, mesurado y siempre adoptado por el equipo docente".

    ​Aprobado general

    En Italia ya se ha hecho. El país helvético ha aprobado un decreto mediante el cual se otorga el aprobado general a todos los estudiantes este curso, para que ninguno se quede atrás como consecuencia de la emergencia del coronavirus.

    ​Eva L. Fuentes, profesora de Secundaria de Lengua y Literatura de un instituto público del barrio de San Blas, considera que el aprobado general no es viable porque hay alumnos que desde el principio del curso no han mostrado interés por las asignaturas con resultado de bajas notas. También dice que hay otros que son absentistas por diversas razones desde familiares hasta de salud: "Cada alumno es un mundo y no sería justo para los alumnos que han trabajado desde el primer día".

    "En lo que estamos trabajando ahora mismo es en replantearnos los porcentajes del trabajo que están haciendo los alumnos que en su mayoría están mostrando una actitud muy responsable con las clases online y las tareas que tienen que entregar, pero claro, no es el 100% de los alumnos, en mi caso es un 90% y no puedo calificar de igual modo al alumnado que realiza sus tareas que los que no".

    "De momento no nos han informado y no tenemos instrucciones claras. Cada departamento está trabajando de manera individual para reconfigurar esos porcentajes", asegura la profesora de Secundaria.

    Brecha digital

    ​En España un 90,7% de la población de 16 a 74 años utilizó Internet en los últimos tres meses de 2019 según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Es decir, que alrededor del 10% de la población, casi cinco millones de personas en España, no son usuarios de internet. Y este aspecto en la educación no ha pasado desapercibido.

    "Aunque ha habido muchos avances de nuevas tecnologías en el aula, los profesores hemos hecho un gran esfuerzo por ampliar nuestra formación. Sin embargo, no todos los alumnos cuentan con internet o un ordenador en su casa. ¿Cómo les vamos a evaluar?", se pregunta la profesora del instituto madrileño. "Creo que necesitamos aprender la lección para que no nos vuelva a pasar algo así y estemos preparados para enfrentarnos a esta brecha digital".

    Por su parte, la Comunidad de Madrid, la comunidad autónoma más afectada por la pandemia, ha anunciado que va a repartir 1.000 tablets en préstamo y 2.000 tarjetas SIM con conexión a Internet a alumnos de las familias que lo necesiten.

    Desde la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras de Madrid (FECCOO) ya se había solicitado mediante carta un bono social a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid para las familias, porque según datos de CCOO —al igual que el de otros estudios como el Informe Pisa y de Save the Children—, uno de cada tres alumnos no tiene ordenador o Internet y se calcula que alrededor de 287.000 alumnos de enseñanzas no universitarias no pueden conectarse a la plataforma.

    ​"Pedimos que se garantice el derecho a la educación y eso significa caracterizar la conectividad de los alumnos. Mil tablets son insuficientes. Tienen que facilitarse tablets a todas las familias que así lo necesiten", asegura a Sputnik Isabel Galvín, secretaria General de Enseñanza CCOO Madrid.

    Además, Galvín considera que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid está tratando de llevarse un mérito que no le corresponde:

    "El material que llega proviene del Ministerio de Educación, que las repartió a todas las comunidades. Por lo tanto, la Consejería se limita a hacer lo que el Gobierno le dice. Hay una pugna para ver quién protagoniza esa medida, que es adecuada, pero insignificante para lo que vivimos en Madrid".

    ​¿Y qué pasa con las universidades?

    Una treintena de universidades españolas terminará el curso sin clases presenciales. Esta decisión llega después de que jueves 2 de abril el ministro de Universidades, Manuel Castells, y las comunidades autónomas llegaran a un acuerdo en la Conferencia General de Política Universitaria telemática.

    El curso presencial, que está parado desde el pasado 14 de marzo cuando se decretó el estado de alarma, se da por finiquitado para 10 universidades en Andalucía, cinco valencianas públicas, la Rey Juan Carlos y la Autónoma de Madrid. La Complutense de Madrid no han descartado, de momento, que pueda volverse a las aulas.

    Por otro lado, más de un millar de estudiantes españoles que se encuentran en el extranjero bajo programas de movilidad ha manifestado su voluntad de volver a España y de ellos, 200 se encuentran en Italia. Como primera medida de actuación conjunta, se han organizado varios vuelos que, entre el 7 y el 8 de abril, despegarán desde Italia con destino a España.

    A su vez, alumnos extranjeros que impartían clases en España y que regresaron a sus respectivos países al ver que la situación de la pandemia empeoraba, no saben qué va a pasar con sus estudios. Es el caso de Lucila, procedente de Panamá y estudiante del Máster de Comunicación Política en el CESNEXT de Madrid, quien sigue ahora las clases de su postgrado a través de la aplicación Zoom.

    "El día que vine a mi país pensé que vendría solo por un mes hasta que las cosas se arreglasen. No ha sido así, todo ha ido empeorando y cada día veo más difícil la posibilidad de volver a España, aunque allí se quedaron todas mis pertenencias y sigo pagando el alquiler de mi piso en Madrid"

    El gasto continúa, aunque no estén en España. "Al final terminas invirtiendo todos tus ahorros. Ya he gastado más de 25.000 euros para estudiar en España y no sé si podré volver a dar clases presenciales".

    Alumnos como Lucila esperan ansiosos que la curva disminuya y se flexibilicen las medidas del estado de alarma para poder volver a España. Y así, poder terminar los estudios en los que tanto empeño pusieron: "Tengo fe en poder volver a España, aunque sea a la graduación de mi máster, y cerrar esta etapa en la que puse mucha ilusión y que, desgraciadamente, el coronavirus me ha arrebatado".

    Tema:
    España prorroga el estado de alarma por el coronavirus (165)
    Etiquetas:
    colegio, Italia, España, vuelta a clases, educación secundaria, educación
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook