En directo
    España
    URL corto
    0 22
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El Gobierno de España aprobó un Real Decreto por el que se deroga la normativa que permitía el despido de trabajadores por acumular bajas médicas justificadas, en lo que supone un primer paso para desmontar la Reforma Laboral conservadora del año 2012.

    "Derogamos por fin el artículo que permitía en nuestro país despedir a trabajadores y trabajadores pese a tener una baja médica que justificase su ausencia", anunció en rueda de prensa la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

    En concreto, el Gobierno deroga el artículo 52.D del Estatuto de los Trabajadores, que permitía el despido con indemnización reducida "por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes" cuando estas alcanzasen el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos en el periodo de un año.

    En la práctica, esto supone que un trabajador podía ser despedido por faltar ocho días al trabajo en dos meses pese a contar con justificantes médicos.

    En opinión de la ministra de Trabajo, estas facilidades para el despido de las personas enfermas suponían una "vulneración de derechos humanos" y cargaban "una losa" sobre la espalda de los trabajadores, generando un clima en el que el miedo a ser despedido empujaba a muchas personas a acudir a su puesto de trabajo pese a no estar en condiciones de salud para ello.

    El despido por absentismo contemplado en la Reforma Laboral de 2012 fue cuestionado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que en enero de 2018 estableció que era contrario a la directiva europea contra la discriminación por causa de discapacidad.

    Sin embargo, estos despidos fueron avalados por el Tribunal Constitucional, que en octubre de 2019 rechazó un recurso de inconstitucionalidad en contra de esta normativa.

    En ese fallo del Tribunal Constitucional, que no fue unánime, destaca un voto particular emitido por una magistrada, María Luisa Balaguer, que se oponía al despido por bajas médicas alegando que suponía una discriminación indirecta de género porque las mujeres son más susceptibles de tener problemas de salud al cargar un mayor peso de "la doble jornada laboral y familiar".

    En su comparecencia ante la prensa, la ministra de Trabajo explicó que la derogación del despido por absentismo se tramitó de forma urgente por ser considerado una flagrante vulneración de derechos, pero añadió que en las próximas semanas el Gobierno seguirá trabajando en el desmontaje de la Reforma Laboral de 2012, que a su modo de ver sirvió para instaurar la precariedad y minar la capacidad de negociación colectiva de los trabajadores.

    Etiquetas:
    despidos, trabajadores, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook