En directo
    España
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El Gobierno de España adoptó una declaración de emergencia climática, una decisión que llega acompañada de la presentación de una serie de acciones destinadas a ser puestas en marcha en los primeros 100 días de mandato del nuevo Ejecutivo.

    "Hoy hemos adoptado la declaración de emergencia climática, queriendo con ello dar cuenta del compromiso firme de este Gobierno con esta agenda y la prioridad que damos al desarrollo de políticas transversales para abordarlo", dijo en una rueda de prensa la vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, encargada del área de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

    La declaración adoptada por el Gobierno español recuerda que en la comunidad científica existe un consenso generalizado sobre el "impacto sin precedentes" generado por la quema de combustibles fósiles, los usos del suelo, los procesos industriales o los modos de consumo.

    Todo ello, prosigue el texto, sitúa la concentración de gases de efecto invernadero "muy por encima de cualquier otro periodo conocido en la historia".

    Además, la declaración recuerda que la región mediterránea es uno de "los puntos calientes" del cambio climático a nivel global.

    Por ello, Teresa Ribera afirmó que las instituciones tienen la obligación de ofrecer una respuesta.

    "No abordar este gran desafío es enormemente regresivo desde el punto de vista social, además de enormemente costoso desde el punto de vista económico y ambiental", apuntó.

    Ribera se mostró convencida de que "es fundamental transformar nuestro sistema productivo", algo que a su modo de ver debe abordarse "sin dejar a nadie atrás", "afrontando las dificultades de los colectivos más vulnerables" e invirtiendo en un "proyecto inclusivo donde se aproveche el conjunto de posibilidades que puede ofrecer la transformación a una economía compatible con el clima".

    Para avanzar en esa dirección, el texto aprobado por el Gobierno contempla un total de 30 medidas para su puesta en marcha en los primeros 100 días de mandato del recién estrenado Ejecutivo.

    Entre esas medidas, la vicepresidenta destacó cuestiones como la remisión al Parlamento de un proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la puesta en marcha de un nuevo Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático o la definición de una senda de descarbonización para alcanzar la neutralidad climática en 2050.

    De acuerdo con el plan, para entonces la generación eléctrica en España debe ser 100% renovable.

    "Esto implica la necesidad de desplegar un importante esfuerzo en la década que ahora comienza dado que en 2030 deberemos haber reducido en un tercio nuestras emisiones de gases de efectos invernadero, el sistema eléctrico deberá contar con un 42% de renovables sobre el uso final de la energía y un 74% en la generación eléctrica", señala el texto.

    Para caminar hacia la consecución de esos objetivos, la declaración propone movilizar un volumen de inversiones superior a los 200.000 millones de euros hasta el año 2030.

    Ese camino empieza con la hoja de ruta para los primeros 100 primeros días, que también propone la inclusión del cambio climático en los planes educativos, la incorporación de perspectivas climáticas en los sectores productivos o la emisión de bonos verdes, entre otras muchas cuestiones.

    Asimismo, el Gobierno también propone la constitución de una asamblea ciudadana con "especial representación de los jóvenes" para reforzar el debate y la aportación de ideas desde la sociedad civil en la respuesta al cambio climático.

    En su comparecencia ante la prensa, Ribera señaló que la declaración de emergencia climática se sitúa en línea con las recientes actuaciones de la Comisión Europea y, sobre todo "con lo que dicen la ciencia y los jóvenes, que nos reclaman actuar".

    Etiquetas:
    medioambiente, ecología, clima, emergencia, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook