En directo
    España
    URL corto
    0 111
    Síguenos en

    España se ha convertido en el campeón europeo en maternidades tardías. Es más, en 2017 el 8,8% de las españolas que dieron a luz por primera vez tenía 40 años o más, según el Eurostat.

    Así, España destronó a Italia (8,6%) y Grecia (6,6%), quienes hasta ahora habían sido los líderes en retrasar el estreno de la maternidad.

    Este primer puesto ratifica una tendencia histórica de progresivo retraso a la hora de tener el primer hijo. Si en 1975 la edad media de una española para tener el primer hijo era de 25 años, en 2018 pasó a ser de 31. En comparación, en EEUU en 2016 la cifra era de 26,3 años; en Australia, de 29, y en Japón y en Corea del Sur, de más de 30.

    En los últimos 10 años (2008-2018) la proporción de españolas que da a luz por primera vez después de los 40 años aumentó más de un 60%.

    Entre las razones para retrasar el estreno de la maternidad figuran la falta de un trabajo adecuado, problemas de acceso a la vivienda y cambios culturales.

    "El hogar ya no es un espacio exclusivo de la mujer, que está conquistando también el público. La autonomía hace que la mujer ya no sea una mera receptora de hijos, algo que se manifiesta también en el descenso de las familias numerosas. Esa independencia retrasa o directamente anula la maternidad", explicó Manuel Herrera de la Universidad Internacional de La Rioja a El Mundo.

    Según El País, el mapa europeo de los nacimientos muestra una clara división: el este de Europa rejuvenece mientras el sur envejece. En España, tener un hijo antes de los 30 años va camino de convertirse en una anomalía, subraya el medio. El 60,2% de las madres primerizas tiene entre 30 y 39 años. Es la tasa más alta de la UE. En Grecia, Irlanda, Italia y Luxemburgo también es más común dar a luz por primera vez en la treintena que en la veintena.

    Etiquetas:
    Unión Europea, demografía, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook