Widgets Magazine
En directo
    Las rejas de la cárcel (imagen referencial)

    #YoSoyBorja: las redes se vuelcan con el joven español que irá a la cárcel por proteger a una mujer

    CC BY 2.0 / Dave Nakayama / caged
    España
    URL corto
    1152

    Borja, un español de 26 años, pasará dos años en la cárcel por proteger, cuando tenía 22, a una mujer a la que le pateaban la cabeza en la calle mientras era atracada en España. El joven no puede pagar la indemnización de 178.000 euros —200.000 dólares— y la sentencia es firme. Las redes se han volcado en su apoyo y piden su indulto.

    El 5 de febrero de 2015, Borja y dos amigas suyas vieron cómo dos delincuentes, Pedro Toro Timeo e Isabel Cano, robaban el bolso a María Jesús y le pateaban la cabeza en plena calle. Borja no se lo pensó dos veces y corrió en su auxilio. Mientras sus dos amigas atendían a María Jesús, Borja corrió tras los ladrones. Agarró al primero y, tras zafarse de los puñetazos del ladrón, Borja le propinó dos que acabaron tumbando al caco.

    Pedro, de 41 años, fue trasladado a un hospital, pasó dos días en coma y finalmente murió por un traumatismo craneoencefálico.

    Borja, en una fotografía difundida en las redes sociales
    Borja, en una fotografía difundida en las redes sociales

    La muerte de Pedro, que el día del atraco estaba bajo los efectos de la cocaína —que consumía con asiduidad— motiva que el Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga haya sentenciado a Borja, tras una investigación policial y judicial, a dos años de cárcel efectiva y a indemnizar con 178.000€ a las hijas del ladrón, de quienes Pedro se había desentendido hacía tiempo.

    La sentencia, que es definitiva, acusa a Borja de haber cometido homicidio imprudente y apenas tiene en cuenta el hecho de que el joven malagueño acudiese en auxilio de alguien a quien le estaban pateando la cabeza en el suelo. Tampoco tiene en cuenta el historial del fallecido.

    Como publica El Mundo, Pedro se estrelló con su auto en 2014 al quedarse dormido por consumir heroína y cocaína. Estrelló su cabeza contra el cristal. En 2011 le detectaron un túnel en la piel que supuraba pus. Consumía 15 miligramos de metadona al día. A Pedro lo buscaba la Justicia española. Como señalan los informes de la Policía y del Ministerio del Interior, tenía una requisitoria del 27 de enero de 2015, 12 días antes del atraco.

    Robo con fuerza, hurto, resistencia, desobediencia, robo con violencia, delito contra la salud pública, falsificación de documentos… El historial delictivo de Pedro era bastante largo.

    Motivos todos estos por los que las redes sociales se han volcado por Borja. Exigen su indulto para que no acabe en prisión y pase dos años de su vida entre rejas. Bajo el 'hashtag' #YoSoyBorja, los internautas se quejan de que el Juzgado de lo Penal de Málaga no haya tenido en cuenta las circunstancias singulares del caso. Bajo el mismo 'hashtag' se ha organizado una campaña para pagar con donaciones los 178.000 euros que el joven de 26 años no tiene.

    "A pesar de lo que ha ocurrido, no me arrepiento de haber ayudado, le estaban pateando la cabeza… Hice lo correcto", ha dicho Borja tras conocer la sentencia.

    Tras el revuelo que ha levantado la decisión altruista de Borja de socorrer a una mujer indefensa y la sentencia, reconoce que ahora no sabe si volvería a hacer lo que hizo. "No sé cómo reaccionaría. Pero sí sé que me costaría muchísimo mirar hacia otro lado… Sé que esto me ha cambiado la vida", reconoce. Borja estudia Derecho y Economía, una doble titulación que probablemente tenga que terminar en la cárcel. "No me lo creo. No me lo creo… Aunque me he hecho a la idea de que voy a ingresar a prisión, no lo entiendo", dice.

    Etiquetas:
    hashtag, redes sociales, asesinato
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik