En directo
    España
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — La Guardia Civil desarticuló la mayor red de tráfico de armas en el mercado negro español, según informa El Español.

    En total, el cuerpo armado intervino 322 armas de fuego y 50.000 cartuchos.

    La mayoría, unas 275, eran armas cortas, pistolas y revólveres, pero también se incautaron 12 armas de guerras como un fusil de asalto AK-47, varios subfusiles Uzi y pistolas ametralladoras, además de un bolígrafo y un bastón pistola.

    La operación Golalde se llevó a cabo en Madrid, Gijón (Asturias) y Torrelavega (Cantabria); en los últimos dos municipios los uniformados encontraron dos talleres de armamento donde se rehabilitaban armas robadas.

    Las armas se vendían a narcotraficantes y delincuentes especializados en el asalto a la propiedad, pero la Guardia Civil temía que también pudieran terminar en manos de células yihadistas.

    "Las organizaciones yihadistas no tienen canales logísticos para suministrarse de armas y deben recurrir al mercado negro nacional", declaró en rueda de prensa el capitán Fernando Castellanos, del Servicio de Información de la Guardia Civil.

    Según los responsables de la operación, que se saldó con éxito, los terroristas "tienen la firme determinación, pero muchas veces les faltan los medios" para procurarse las armas.

    La investigación se centra en estos momentos en determinar el origen de las armas, cuya fabricación corresponde a numerosos países, desde Israel a Estados Unidos pasando por la Federación Rusa o España.

    A los cuatro detenidos se les imputan delitos de tráfico de armas, depósito de armas de guerra y depósito de municiones, informa el medio al agregar que uno de ellos tenía antecedentes por violencia doméstica.

    Más aquí: Autoridades mexicanas destruyen 10.000 armas y 114 toneladas de drogas en cinco meses

    En total se efectuaron 11 registros en domicilios y locales vinculados a la operación.

    Los detenidos, que pasaron ya a disposición judicial, anunciaban las armas por internet y después utilizaban sistemas de mensajería encriptados para venderlas y, con el fin de dificultar la vigilancia policial, utilizaban un lenguaje de mecánica automovilística.

    Etiquetas:
    desarticulación, tráfico de armas, AK-47, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook