06:47 GMT +318 Octubre 2018
En directo
    Los manifestantes ondean banderas separatistas catalanas en el primer aniversario del referéndum de independencia

    Los socialistas catalanes amenazaron con votar el 1-O si Rajoy no retiraba a la policía

    © REUTERS / Enrique Calvo
    España
    URL corto
    104

    MADRID (Sputnik) — El primer secretario del Partido de Socialista de Cataluña (PSC), Miquel Iceta, jugó un papel clave para frenar la intensidad de la intervención policial contra el referéndum unilateral celebrado en Cataluña el 1 de octubre de 2017, según revela el diario Público.

    En concreto, la información de este diario apunta a que a mediodía del 1 de octubre, cuando las imágenes de los antidisturbios golpeando a votantes ya habían recorrido medio mundo, Iceta llamó al gabinete de crisis del Gobierno español —presidido entonces por el conservador Mariano Rajoy— y amenazó con acudir a votar si no se frenaba la intensidad de la intervención.

    Manifestantes en Barcelona
    © REUTERS / Jon Nazca
    Según revela una fuente presente en el gabinete de crisis, hubo "dos cuestiones clave" para que el Gobierno español decidiera bajar la intensidad de la intervención policial.

    La primera fue "la imagen internacional que iba extendiéndose por los diferentes medios de comunicación", consistente en "agentes pegando a votantes pacíficos", lo que "se estaba haciendo muy complicado de justificar" pese a que la consulta era ilegal.

    La segunda fue "la llamada de Miquel Iceta", que "amenazó con salir él y los socialistas catalanes a votar si no desaparecía la policía de las calles".

    Más: "Cataluña está en transición a una República"

    Iceta confirmó a Público que durante la mañana de ese día tuvo una conversación con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a la que transmitió su "preocupación" por lo que estaba ocurriendo.

    Minutos después, Iceta emitió un comunicado en el que pedía públicamente "el cese inmediato" de los intentos de impedir la votación por la fuerza, ya que el referéndum era un "simulacro" del que en ningún caso se podrían "legitimar" posteriores decisiones políticas.

    En caso de que los socialistas catalanes hubieran decidido participar, el referéndum hubiera tomado una dimensión aún mayor, ya que podría haber arrastrado a su base social a las urnas y, sobre todo, hubiese ayudado al independentismo a dar más legitimidad a la consulta.

    Te puede interesar: ¿Deja el independentismo catalán en segundo plano las necesidades de la gente?

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    referéndum, aniversario, manifestaciones de protesta, independencia, Mariano Rajoy, Cataluña, España