04:20 GMT +321 Febrero 2018
En directo
    Guillermo Zapata, concejal de cultura y deportes de Madrid, el 24 de mayo, 2015

    Primer cese en el Ayuntamiento de Madrid por unos tuits polémicos

    © AP Photo/ Paul White
    España
    URL corto
    0 30

    La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha resuelto su primera crisis de gobierno cesando al recién nombrado concejal de Cultura y Deportes, Guillermo Zapata, por unos polémicos tuits que publicó en 2011, dentro de una conversación sobre los límites del humor negro.

    Zapata, un histórico del activismo madrileño, anunciará esta tarde en una rueda de prensa "su renuncia voluntaria", según ha adelantado la Cadena Ser.

    Todo indica que Zapata se quedará en el consistorio con otras funciones.

    Zapata, en una carta abierta, había informado que esos comentarios entrecomillados se hicieron en el contexto de una conversación sobre los límites del humor negro.

    La conversación derivaba de un hecho sucedido en enero de 2011, "cuando el director de cine Nacho Vigalondo" fue despedido de un diario "por escribir varios tuits con un supuesto contenido negacionista del Holocausto, cuando se trataba tan solo de una broma", aseguró el concejal, que ha eliminado ya su cuenta de Twitter.

    Entre otros mensajes que Zapata, militante de Ganemos —una de las plataformas que apoya a Ahora Madrid, la candidatura ganadora-, subió a la red social, escribía: "¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600 (un conocido modelo de automóvil español)? En el cenicero" o "Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcaser (sic) para que no vaya Irene Villa a por repuestos", en referencia a una superviviente de un atentado de ETA que perdió ambas piernas.

    El concejal, que pidió disculpas y lamenta "profundamente que puedan herir la sensibilidad de personas y comunidades", dijo que subió las frases como ejemplo de chistes "viejos" que circularon en su día y que eran "profundamente incorrectos por su crueldad".

    Toda la oposición política, la Federación de las Comunidades Judías en España, la Amical de Mauthausen y el Movimiento contra la Intolerancia han exigido la dimisión de Zapata.

    Las organizaciones estudiaban incluso emprender acciones legales contra Zapata por su "desprecio a las víctimas del Holocausto" en nombre de lo que él llama "humor negro y cruel".

    Zapata, que recibió el apoyo de muchos de sus compañeros, se defendió diciendo que "aquellos tuits míos tenían por objeto señalar algunos chistes que fueron de uso común (este es el motivo de que estén entrecomillados) durante un periodo de tiempo en ciertos ámbitos, en concreto el de Twitter, y que son profundamente incorrectos por su crueldad".

    "Obviamente, esto es algo que se pierde si desdibujamos el contexto", detalló.

    Zapata criticó que sus mensajes hayan sido recuperados como ideas suyas el mismo día en que fue nombrado concejal en Madrid, "por lo que la descontextualización de los hechos parece tener una intencionalidad política clara".

    "Reitero mi condena al terrorismo de ETA y al antisemitismo y a cualquier otra forma de represión y violencia", ha afirmado en su carta, que concluye afirmando que "considero que no es incompatible con el humor negro, siempre y cuando éste sea reconocible como humor".

    Etiquetas:
    antisemitismo, Guillermo Zapata, Manuela Carmena, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik