12:24 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    Espacio
    URL corto
    0 130
    Síguenos en

    Por primera vez, los astrónomos han sido testigos de un 'parpadeo' del agujero negro. Se trata de un brusco cambio de la luminosidad a su alrededor para la cual los científicos aún no tienen una explicación. No obstante, sugieren que podríamos haber sido testigos de cómo un agujero devora una estrella.

    Es bien conocido que los agujeros negros no brillan ni reflejan luz y de ahí su nombre. No obstante, antes de devorar la materia en el espacio que los rodea, la arremolinan a su alrededor como el agua que rodea un drenaje y acelera a velocidades tan altas que la materia comienza a brillar como miles de soles. A este manto de materia caliente y brillante alrededor de un agujero negro se le llama corona.

    Al igual que todas las galaxias, la 1ES 1927+654 —a 275 millones de años luz de distancia— contiene en su interior un agujero negro supermasivo. Se trata de una bestia cuya masa equivale a la de 19 millones de masas solares. Durante un período de solo 40 días, los astrónomos observaron cómo su corona dejó de brillar y volvió a hacerlo nuevamente, más resplandeciente que antes.

    "Esperábamos que los cambios de luminosidad tan grandes variasen en escalas de tiempo de miles a millones de años. Pero en este objeto, vimos cambiar su intensidad en unas 10.000 veces durante un año, e incluso cambió en un factor de 100 en ocho horas, lo que es totalmente desconocido y realmente alucinante", explica la física Erin Kara del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

    Los astrónomos notaron por primera vez que ocurría algo extraño en 1ES 1927+654 en 2018, cuando el telescopio ASASSN — que busca destellos brillantes de luz en todo el cielo— captó una llamarada increíblemente brillante de una galaxia, 40 veces su brillo normal. Esto llamó la atención de los astrónomos y apuntaron un montón de telescopios en la dirección de la galaxia para obtener más información.

    Durante un tiempo, no notaron nada anormal, pero luego, alrededor de 160 días después de la erupción, el núcleo de 1ES 1927+654 comenzó a atenuarse. Durante un período de 40 días, el brillo en el espectro de rayos X desapareció por completo.

    "Después de que ASSASN lo vio pasar por este enorme estallido loco, vimos cómo desaparecía la corona. Se volvió indetectable, lo que nunca habíamos visto antes", dijo Kara.

    Pero entonces su brillo comenzó a subir constantemente de nuevo. A los 300 días después de la erupción inicial, el núcleo de la galaxia se veía casi 20 veces más brillante que antes de las observaciones.

    Los astrónomos no están completamente seguros de cómo se generan y alimentan las coronas de los agujeros negros. Sabemos que pueden variar en brillo, aunque generalmente eso ocurre en escalas de tiempo mucho más largas.

    Una hipótesis sugiere que pueden cambiar con bastante rapidez cuando capturan y devoran una estrella que se aventura demasiado cerca. La estrella se desgarra generando una llamarada de luz brillante antes de ser devorada por el agujero negro.

    "Este conjunto de datos tiene muchos enigmas. Pero eso es emocionante, porque significa que estamos aprendiendo algo nuevo sobre el universo. Creemos que la hipótesis de la estrella es buena, pero también creo que vamos a analizar este evento durante mucho tiempo", concluye Kara.

    Etiquetas:
    agujero negro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook