En directo
    Espacio
    URL corto
    0 61
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Durante un vuelo de un año un astronauta de la Estación Espacial Internacional recibe una dosis de radiación similar a la de quien trabaja para mitigar las consecuencias de un accidente nuclear, declaró a Sputnik el jefe del Departamento de Seguridad Radiológica de los Vuelos Espaciales Tripulados, Viacheslav Shurshakov.

    El científico explicó que en la Tierra una persona común recibe una dosis anual de radiación de un milisievert (mSv), mientras que un astronauta de la EEI recibe 220 mSv.

    "La dosis para los trabajadores de una central nuclear es de 20 mSv al año, mientras que para los liquidadores de accidentes en las centrales nucleares, de 200 mSv. Es decir, un cosmonauta que regresa de un vuelo de un año en la EEI recibe más o menos la dosis de un liquidador", dijo el científico.

    El investigador añadió que las erupciones solares severas que ocurren una vez cada 11 años hacen aumentar diez veces la dosis de radiación en la EEI.

    Sin embargo, un aterrizaje de emergencia en caso de una fuerte erupción solar nunca se ha planteado porque los astronautas de la EEI están bien protegidos de la radiación por el campo magnético terrestre.

    "Durante las erupciones solíamos pedir a los tripulantes de la estación orbital Mir (que funcionó de 1986 a 2001) que trasladaran las literas de los camarotes al puesto central, ya que ese lugar es el más protegido de la radiación: la dosis es tres veces menor que en el camarote. En la EEI, igual", afirmó Shurshakov.

    Etiquetas:
    radiación, astronautas, Estación Espacial Internacional (EEI), espacio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik