En directo
    Espacio
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    Las tecnologías espaciales se usan hoy en todo el mundo no solo para explorar el espacio ultraterrestre, sino también para desarrollar sistemas de comunicación, navegación y sondeo a distancia de la Tierra.

    Los diseñadores de los satélites más avanzados, ligeros y baratos, equipos electrónicos y sistemas de puesta en órbita obtienen una prioridad decisiva en el mercado laboral. Se puede participar en los proyectos de investigación que llevan a cabo los científicos rusos y recibir educación superior enfocada al respecto en las universidades rusas que forman parte del proyecto de aumento de competitividad 5-100.

    Equipos espaciales

    Según las estimaciones de expertos, el volumen del mercado mundial de servicios espaciales asciende a unos 183.000 millones al año y, en los próximos años y décadas, seguirá en aumento. Las universidades rusas aprovechan las respectivas oportunidades para desarrollar y transmitir la experiencia.

    "Las tendencias principales incluyen las tecnologías de diseño de pequeñas naves espaciales, el desarrollo de grupos de satélites, la homologación de la base electrónica y el traspaso a sistemas en chip (SoC), el diseño digital de nuevos productos, el desarrollo de los respectivos equipos ligeros y eficaces", señala el jefe de la Escuela de Tecnologías Aeroespaciales del Instituto de Física y Tecnología de Moscú (MFTI por sus siglas en ruso), Serguéi Negodiáyev.

    Una de las tareas principales de la industria espacial internacional es actualmente crear nuevas naves espaciales y propulsores superpotentes. Para conseguirlo es necesario desarrollar las tecnologías.

    Los numerosos programas de Maestría en el MFTI están orientados a formar a los especialistas en el desarrollo de avanzadas tecnologías aplicadas y soluciones, por ejemplo, equipos de medición con el uso de la espectroscopia de láser infrarrojo de alta resolución (programa Environmental and industrial monitoring).

    Los laboratorios científicos del MFTI tienen una experiencia en la creación de radioenlaces espaciales, computadoras de a bordo, equipos hiperespectrales que funcionan con éxito en las naves espaciales puestas en órbita, la estación espacial internacional y misiones científicas en el espacio profundo (ExoMars).

    No te lo pierdas: Científicos rusos desarrollan aisladores de vibración para la misión ExoMars 2020

    Satélites pequeños

    Los estudiantes y profesores de la Universidad Federal de Lejano Oriente (DVFU) se preparan a lanzar en 2019 un satélite de investigación que permitirá llevar a cabo en órbita ensayos de los elementos de la vela solar y la computadora de a bordo, así como las pruebas en el ámbito de ciencia de los materiales.

    Lanzamiento de cohetes pequeños por los estudiantes Universidad Federal del Lejano Oriente
    © Foto : Servicio de Prensa de la Universidad Federal del Lejano Oriente
    Lanzamiento de cohetes pequeños por los estudiantes Universidad Federal del Lejano Oriente

    Los estudiantes del nuevo programa de Maestría 'Gestión del desarrollo territorial con el uso de las tecnologías y datos obtenidos por el sondeo a distancia de la Tierra' de la DVFU participan en la creación de un microsatélite CubeSat —un satélite de la Tierra superpequeño de varios kilogramos de peso—. Los estudiantes de Maestría estudian pequeñas naves espaciales y grupos espaciales, tecnologías de recepción y procesamiento de datos obtenidos por el sondeo a distancia de la Tierra y el uso de estos datos para gestionar el desarrollo territorial.

    Lanzamiento de cohetes pequeños por los estudiantes Universidad Federal del Lejano Oriente
    © Foto : Servicio de Prensa de la Universidad Federal del Lejano Oriente
    Lanzamiento de cohetes pequeños por los estudiantes Universidad Federal del Lejano Oriente

    La DVFU lanzó un programa en inglés Small satellite development for private space —Desarrollo de satélites pequeños para programas espaciales privados—.

    "En el desarrollo del programa participaron las empresas privadas, incluido el fabricante de plataformas satelitales 'Sputnix'. Es evidente la demanda de los graduados en este programa", destaca el jefe de la Escuela de Economía Digital de la DVFU, Iliá Mirin.

    Los estudiantes y empleados de la Universidad Politécnica de Tomsk (TPU, por sus siglas en ruso), en estrecha cooperación con los científicos y expertos de la industria espacial de Rusia, crearon la primera impresora 3D rusa que funciona en condiciones de ingravidez y la primera nave espacial en el mundo impresa en esta impresora 3D: el satélite Tomsk-TPU-120.

    Complejo de control de calidad no destructivo de compuestos obtenidos por soldadura por fricción con mezclado
    © Foto : Servicio de Prensa de la Universidad Politécnica de Tomsk
    Complejo de control de calidad no destructivo de compuestos obtenidos por soldadura por fricción con mezclado

    "En 2019, ya planeamos imprimir 10 cuerpos de satélites", señala el jefe de la Escuela de Ingeniería de Nuevas Tecnologías de Producción de la TPU, Alexéi Yákovlev.

    El cosmonauta ruso Yuri Malenchenko en la EEI con el satélite 'Tomsk-TPU-120'
    © Foto : Servicio de prensa de Roscosmos
    El cosmonauta ruso Yuri Malenchenko en la EEI con el satélite 'Tomsk-TPU-120'

    Los estudiantes y científicos jóvenes de la Universidad de Samara y el Centro de ingeniería espacial 'Progress' participaron en la creación de pequeños aparatos AIST de 39 kilogramos de peso que se lanzaron al espacio. Posteriormente, una nave espacial de nueva generación, el satélite de sondeo a distancia de la Tierra AIST-2D de más de 500 kilogramos de peso, fue puesta en órbita.

    "Los satélites se mostraron como una plataforma segura y universal a partir de que se puede crear una serie de aparatos de bajo coste para llevar a cabo ensayos tecnológicos y biológicos", informa el empleado del Departamento de Ingeniería Mecánica Espacial de la Universidad de Samara, Iván Tkachenko.

    Sustancia extraterrestre

    Los científicos de la Universidad Federal de los Urales (UrFU) tienen una gran experiencia en la búsqueda de la sustancia meteórica en Rusia y otros países. Por eso, en esta universidad se desarrolla en Rusia el primer programa educativo Instrumentos y Métodos en la Mineralogía Espacial. Los futuros estudiantes de Maestría estudiarán asignaturas tales como la astronomía, la mineralogía, la física de destrucción de cuerpos espaciales.

    Telescopio de 1,2 metros en el Observatorio Astronómico Kourovo de la Universidad Federal de los Urales
    © Foto : Servicio de Prensa de la Universidad Federal de los Urales
    Telescopio de 1,2 metros en el Observatorio Astronómico Kourovo de la Universidad Federal de los Urales

    La investigación de meteoritos es de carácter interdisciplinario. Por eso es posible la admisión de estudiantes con cualquier formación inicial. Los estudiantes aprenderán a determinar la composición química de meteoritos, analizar las trayectorias de bólidos, distinguir entre las sustancias terrestres y extraterrestres", explica el profesor titular de la UrFU, Víktor Grojovski.

    La Universidad Federal de Kazán (KFU) tiene una rica historia de investigaciones del espacio, a partir de las primeras en la historia mundial fotos astronómicas sacadas en 1844 por el profesor titular Ernest Knorr.

    Desde diciembre pasado, los estudiantes y científicos de la KFU planean empezar a estudiar las muestras del suelo lunar en el marco del proyecto chino Chang'e-5. Posteriormente se planea estudiar en conjunto el suelo del Marte y meteoritos.

    "Nuestra idea de que la Luna es un cuerpo celeste muerto que murió geológicamente hace 3.000 millones de años es errónea. Se descubrió más de 3.000 manifestaciones geológicas que ponen de relieve que es geológicamente viva", señala el empleado del Departamento de Geofísica y Tecnologías de la Información Geológica de la KFU, Alexander Gúsev.

    Vídeos: Empresas privadas se lanzan a la conquista de la Luna

    La Universidad promueve los estudios Astrochallenge vinculados con la observación integral del espacio cercano (cometas, asteroides, sustancia meteórica, basura espacial). Los expertos de la KFU desarrollan métodos de uso de los resultados de investigaciones espaciales en la Tierra: la geodesia espacial, las tecnologías espaciales en el mapeo, la ecología y la gestión del desarrollo territorial.

    Observando la Tierra desde el espacio

    La Universidad Federal de Siberia (SFU) se ocupa desde hace ya 10 años de la observación desde el espacio de sistemas ecológicos naturales y antropogénicos de la Tierra. Las tecnologías satelitales permiten a los estudiantes y científicos a llevar a cabo una amplia gama de investigaciones: desde la valoración del estado de la ecología urbana hasta la migración de los renos en la tundra.

    Con apoyo de los científicos de la universidad en la región empezó a funcionar un sistema automático de supervisión agraria. Se creó un modelo digital único de la ciudad de Krasnoyarsk que permite pronosticar la propagación de situaciones de emergencia de origen natural y tecnológico.

    Estas investigaciones constituyeron el fundamento del programa de Maestría 'Sondeo a distancia y sistemas de información geocientífica en la observación de sistemas ecológicos naturales y antropogénicos' de la SFU.

    "Los estudiantes desarrollan métodos de mapeo temático de paisajes naturales y antropogénicos y métodos de análisis de los materiales de sondeo a distancia. Aprenden a llevar a cabo la supervisión de la dinámica natural y antropogénica de bosques, descubrir los focos de deterioro de bosques por insectos, determinar el estado de ecosistemas tecnológicos y supervisar incendios forestales", destaca el jefe del Departamento básico de Sistemas de la Información Geológica, Viacheslav Jaruk.

    Tema relacionado: Es altamente probable que la vida provenga del espacio, afirman científicos

    Etiquetas:
    satélites, nanosatélite, Luna, desarrollo, espacio, ciencia, Universidad Politécnica de Tomsk, Universidad Federal del Lejano Oriente, Universidad Federal de los Urales, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook