Widgets Magazine
01:12 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    Espacio

    Colaborador de Sputnik integra proyecto científico que recibió el Premio Nobel

    CC0 / Pixabay
    Espacio
    URL corto
    2130
    Síguenos en

    Este año los ganadores del premio Nobel de física fueron los investigadores del consorcio LIGO - VIRGO. Tenemos el orgullo de contar con el físico argentino Mario Díaz, integrante del grupo que detectó la existencia de las ondas gravitacionales, como bloguero de Sputnik.

    Como el Premio Nobel se entrega a personas (salvo el de la Paz en el cual se puede distinguir organizaciones), en esta ocasión la distinción recayó en los estadounidenses Barry Barish y Kip Thorne, y el científico alemán Reiner Weiss, quienes lideran el consorcio.

    La investigación de este equipo confirmó la última gran predicción de la Teoría de la Relatividad General de Albert Einstein. El genio alemán predijo que la fusión de agujeros negros provocaba ondulaciones en el espacio-tiempo, como las que produce una piedra al ser arrojada a un estanque y que se transmiten a la velocidad de la luz. Pero Einstein creía que esas ondas nunca se iban a detectar porque al llegar a la Tierra sus señales eran muy débiles y no había instrumentos tan avanzados para captarlas.

    Esto cambió en 2015, cuando se detectaron las primeras ondas. Desde entonces han sido detectadas en tres ocasiones más. La última ocurrió el 14 de agosto y se dio a conocer el 27 de setiembre.

    Para captarlas, se utilizaron los interferómetros láser, enormes brazos que miden con gran precisión longitudes de onda, del consorcio científico LIGO-VIRGO, ubicados en Estados Unidos y Europa. En LIGO trabajan científicos de 15 países, entre ellos Mario Díaz, director del Centro para la Astronomía de Ondas Gravitacionales de la Universidad de Texas del Valle de Río Grande.

    Díaz explicó que la idea del interferómetro láser de ondas gravitacionales (LIGO por sus siglas en inglés) fue concebida por estos científicos en los años  80. Luego consiguieron que la Fundación Nacional para la Ciencia de Estados Unidos financiara el proyecto.

    "Al principio fue muy controversial porque los astrónomos no querían que se invirtiera en algo así. Para muchos el fenómeno que se quería detectar era como tratar de encontrar un cambio del orden de un cabello humano en una distancia que es millones de veces la de la Tierra a Neptuno. Pese a eso se aprobó el proyecto, el más caro de la historia de la Fundación", dijo a Sputnik Mario Díaz al comentar el premio.

    Estas ondas permiten conocer mucho más acerca de la evolución de las estrellas, astros que "como los seres humanos están vivos", explicó el científico argentino. A través de su estudio se puede empezar a entender el "proceso último de evolución de las estrellas" que tiene que ver con el "proceso último de evolución del universo", agregó.

    El trabajo de este consorcio científico lleva casi 30 años y empezó a ver los frutos en los últimos años. Se trató de una investigación paulatina. La primera versión del interferómetro láser se puso en funcionamiento hace 15 años. 

    "Es muy interesante que se haya podido comprobar la teoría de Einstein porque cierra una de las grandes predicciones de la Física. A partir de este momento se abre un nuevo capítulo en la astronomía. Es una nueva ventana para mirar al universo", señaló.

    Lea más: Hallan una estrella que devora a sus 'hijos' planetarios

    El Nobel es un respaldo para el consorcio científico, y así lo recibieron los investigadores. "El premio es un reconocimiento a la fundación que se atrevió a financiar y apoyar el proyecto", concluyó Díaz.

    Además:

    Malas noticias para los cosmonautas: las bacterias en el cosmos mutan
    Un vistazo desde el cosmos: fenómenos espaciales indescriptibles
    El Cosmos: ¿Cómo empezó todo?
    Etiquetas:
    cosmos, espacio exterior, Premio Nobel de Física, premio, física
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik