Widgets Magazine
06:27 GMT +320 Octubre 2019
En directo
    Meghan Markle, la duquesa de Sussex

    ¿Celebridad o miembro de la realeza? Meghan Markle rompe el protocolo otra vez

    © AFP 2019 / Fadel Senna
    Entretenimiento
    URL corto
    277
    Síguenos en

    La duquesa de Sussex, Meghan Markle, quiso mejorar su imagen después de verse envuelta en una serie de controversias. Para esto contrató a una agencia de relaciones públicas de Hollywood, Sunshine Sachs, lo que contradice al protocolo real.

    Deseando recuperar la reputación, Meghan Markle, sin consultar a nadie del palacio de Buckingham, se dirigió a la compañía estadounidense conocida por sus métodos radicales para mejorar la imagen de figuras públicas, algunas de ellas muy controvertidas.

    Meghan Markle, la duquesa de Sussex y esposa del príncipe Enrique
    © AP Photo / Chris Jackson/Pool Photo
    En la lista de clientes históricos de Sunshine Sachs se encuentran Harvey Weinstein, Ben Affleck, Leonardo DiCaprio, Jason Statham, Natalie Portman y Michael Jackson.

    La empresa asesora a Meghan sobre los nuevos planes del fondo de caridad Sussex Royal que administran los duques.

    Últimamente Meghan Markle estuvo involucrada en una serie de escándalos. La reputación de la duquesa quedó dañada después de una pelea con su padre, rumores de conflictos con Guillermo y Kate, escandalosos vuelos privados y una lujosa renovación de la residencia.

    No obstante, la contratación de una agencia estadounidense no ha hecho más que empeorar la situación.

    Los expertos ven en este paso otra prueba de que la duquesa quiere que todos la traten como una celebridad y no como un miembro de la familia real.

    En el palacio de Buckingham, la decisión de Meghan Markle de utilizar los servicios de una compañía de relaciones públicas agrandó aún más la indignación, dado que los duques de Sussex ya tienen a su propia especialista en relaciones públicas, Sarah Latham.

    Ella fue asesora principal de la campaña de Hillary Clinton en 2016 y trabajó para Bill Clinton en la Casa Blanca, así que tiene experiencia en trabajar con figuras públicas estadounidenses.

    "Contratar a una empresa de Hollywood para promoverte cuando eres miembro de la familia real es, cuanto menos, poco ortodoxo", dijo una fuente cercana a la familia real al diario británico The Sun.

    "En el palacio se quedaron atónitos al ver que la pareja ignoraba los consejos de su equipo altamente profesional y que, en su lugar, escuchaba a los extranjeros de Hollywood", añadió.

    Etiquetas:
    reputación, Reino Unido, Meghan Markle
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik