En directo
    Ensayos
    URL corto
    Por
    Normalización de las relaciones entre Cuba y EEUU (330)
    0 60
    Síguenos en

    El camino hacia la normalización entre Cuba y Estados Unidos, marcado el pasado 17 de diciembre con el anuncio simultáneo de Raúl Castro y Barack Obama, se ha iniciado con las primeras conversaciones de su tipo en la Habana, tras más de medio siglo.

    Pero, aunque todo parece indicar que este proceso no tiene vuelta atrás, lo cierto es que habrá que tener un poco de paciencia para ver resultados concretos y embajadas abiertas.

    Tal vez en un intento de restarle testosterona a un asunto en el que siempre ha sobrado, las encargadas de dulcificar las relaciones han sido dos mujeres. Por la parte cubana, Josefina Vidal, Directora General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores. Por la norteamericana, Roberta Jacobson, Secretaria asistente de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental.

    En los dos días en que estuvieron frente a frente no era posible borrar de un plumazo décadas de desconfianza, pero al menos coincidieron en varios aspectos. "Se trata de establecer relaciones civilizadas entre dos países que tienen profundas diferencias, y concepciones distintas sobre diversos temas, pero que pueden convivir de manera civilizada y pacífica, reconociendo y respetando esas diferencias, e identificando oportunidades para encontrar áreas de interés común en las que podemos desarrollar una cooperación beneficiosa para nuestros países, para la región y para el mundo", afirmó Vidal, mientras advertía que será "un proceso largo, que va a requerir trabajo de ambas partes".

    Por su parte, Jacobson reconocía lo positivo del diálogo pero recordaba que "hay muchos temas en los que no estamos de acuerdo y no vamos a abordar en este momento". Específicamente el de los derechos humanos, que se perciben de forma distinta en Washington y La Habana. "El Presidente (Obama) ha abordado este tema y obviamente sigue siendo fundamental en nuestras conversaciones", dijo la Secretaria Asistente de Estado.

    Otros asuntos, como la inclusión de Cuba en la lista de países que promueven el terrorismo, o la aún vigente Ley de Ajuste Cubano, son espinitas clavadas que entorpecen el camino. O el levantamiento del embargo o bloqueo que "será esencial para normalizar las relaciones con EEUU", según enfatizó la parte cubana y que hasta el propio Obama ha pedido trabajar por su eliminación ante el Congreso. "Cuando uno hace algo que no funciona durante más de 50 años es hora de probar algo nuevo", aseguró el Presidente en su Discurso sobre el Estado de la Unión.

    De momento, en los días previos a las conversaciones habaneras, entraron en vigor algunas medidas presidenciales que implican su flexibilización y que favorecen el envío de remesas, el comercio y los viajes desde territorio estadounidense a la isla.

    Esa posición es aprobada por la mayoría de los estadounidenses, que según encuestas recientes, en un 66 por ciento apoyaría el levantamiento del embargo a la isla.

    Razones económicas en primer lugar, avalan esta actitud. No son pocas las empresas norteamericanas que ya calientan motores para entrar a un mercado casi virgen a unas millas de sus costas. Gigantes como la Coca-Cola, los hoteles Marriot International o los fabricantes de maquinarias Caterpillar han hecho público su interés de insertarse en Cuba.

    Una coalición de unas treinta organizaciones y empresas agrícolas y alimentarias se unieron recientemente para promover el levantamiento del bloqueo de Estados Unidos a Cuba, que supone "un obstáculo auto-impuesto" al comercio, según declararon.

    Pequeños pasos y gestos que van haciendo cambiar el panorama, pero 50 años de confrontación no desaparecen de golpe. Aún hay cosas que se mantienen inamovibles y que más allá de la diplomacia atañen a la mentalidad.

    A pesar de contradicciones en las actitudes de Washington; a pesar de algún discurso envejecido o distancias innecesarias sobre el tema EEUU en la prensa cubana de cara al pueblo, lo cierto es que ambos gobiernos han conseguido sentarse juntos a la mesa para hacer las paces y eso es ya historia y esperanza de futuro para 11 millones de cubanos.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Tema:
    Normalización de las relaciones entre Cuba y EEUU (330)
    Etiquetas:
    Roberta Jacobson, Cuba, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook