En directo
    Economía
    URL corto
    2340
    Síguenos en

    El presupuesto de Arabia Saudí está viviendo tiempos difíciles. El reino pone todas las esperanzas en la mayor petrolera estatal, Saudi Aramco. Pero los ingresos de la empresa se derrumbaron y es poco probable que sea capaz de cubrir el déficit. Una crisis amenaza a Arabia Saudí, que podría repetir el destino de Kuwait, opinan varios analistas.

    Sobreestimaron sus capacidades

    La situación se complicó en marzo: las cotizaciones del petróleo se derrumbaron debido a una fuerte caída de la demanda de crudo por la pandemia. Arabia Saudí no estaba preparada para eso: el presupuesto del reino para 2020 se basa en unos exorbitantes 80 dólares por barril de crudo.

    La situación se agravó después de que los saudíes iniciaran una guerra de precios tras la negativa de acordar restricciones de producción.

    Riad pasó a una política de máxima producción y bajó drásticamente los precios en el mercado europeo en un intento de socavar la posición de Rusia. Como resultado, las cotizaciones pasaron de 51 dólares en febrero a menos de 20 en marzo.

    Sin embargo, Arabia Saudí fue la que más sufrió en esta confrontación. El precio de abril era demasiado bajo y para apoyar la economía, el reino tomó medidas impopulares, como la triplicación del IVA y el impago del salario mínimo. Pero tampoco ayudaron mucho.

    Una brecha enorme

    El reino pone todas las esperanzas en la mayor petrolera estatal, Saudi Aramco. No obstante, esta informó de una disminución del 44,6% de sus beneficios en el tercer trimestre de 2020. De esta manera,  la petrolera Saudi Aramco ha frenado considerablemente las estrategias de diversificación económica y la estabilidad general de Arabia Saudí, observó Cyril Widdershoven en su artículo para Oil Price. 

    En 2019, Saudi Aramco prometió pagar dividendos anuales de 75.000 millones de dólares durante cinco años, destinados principalmente al presupuesto del reino. En marzo de 2020, la empresa estatal dijo que incluso en caso de una caída de los precios del petróleo, seguirá transfiriendo esa suma.

    Sin embargo, el Servicio de Inversores de Moody's ha declarado que Arabia Saudí no puede permitirse el lujo de depender de los dividendos anuales de casi 75.000 millones de dólares de Aramco después de 2021, especialmente si los precios del petróleo se mantienen en torno a los 40 dólares.

    Arabia Saudí confeccionó su presupuesto para los próximos tres años partiendo de un precio de 50 dólares por barril de petróleo.

    Mientras tanto, según el pronóstico actualizado del Banco Mundial, el petróleo costará en promedio 44 dólares el próximo año.

    "Enfrentando una brecha fiscal de más de 11 mil millones de dólares en el tercer trimestre, el Gobierno de Arabia Saudí está extremadamente corto de dinero. La brecha fiscal ha aumentado un 27% en 2020 en comparación con el año anterior", comentó Cyril Widdershoven.

    Según el analista, "la solidez financiera de Saudi Aramco es un factor clave para la estabilidad general de Arabia Saudí. Sin un sector estable de petróleo y gas, el reino se dirigiría hacia una crisis". 

    "La disminución de los ingresos, que cabe esperar debido a la menor demanda mundial en los próximos meses, afectará en gran medida tanto a Arabia Saudí como a la posición del príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman", pronosticó Widdershoven.

    ¿Se repite el destino de Kuwait?

    Si la situación en el mundo no mejora, Riad corre el riesgo de repetir el destino de Kuwait, señala, a su vez, la analista de la edición en ruso de Sputnik, Natalia Dembínskaya.

    Kuwait, uno de los principales exportadores de petróleo del mundo, está al borde de la quiebra debido a la caída de los precios de las materias primas. El presupuesto del Estado árabe, compuesto en un 90% de ingresos por hidrocarburos, está tan agotado que apenas hay dinero suficiente para pagar a los funcionarios. El Ministerio de Finanzas advierte del riesgo de incumplimiento de las obligaciones sociales, recuerda la periodista. 

    "La costumbre de depender de los petrodólares y la incapacidad de reconstruir a tiempo su modelo de consumo les fallaron tanto Kuwait como Arabia Saudí. Pero llegó la hora de pagar por errores  económicos", concluyó la analista.
    Etiquetas:
    presupuesto, petróleo, Saudi Aramco, economía, Kuwait, Arabia Saudí
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook