En directo
    Economía
    URL corto
    1211
    Síguenos en

    El cierre de tiendas causado por la pandemia empujó a millones de rusos a probar el comercio electrónico. Varias empresas ya se han involucrado en una carrera para dominar este nicho cada vez más grande en Rusia, aprovechando la ausencia de competidores como la estadounidense Amazon.

    Todavía está vacante el lugar de la empresa que en el futuro domine el comercio electrónico del país más grande del mundo. Por ello, varias compañías que han estado presentes en el mercado ruso antes del brote se involucraron en una carrera por conseguir más clientes.

    "Ayudadas por la pandemia, las grandes plataformas de comercio electrónico están engullendo la cuota de mercado de las tiendas en línea y las físicas. La competencia se está calentando, y en el futuro serán solo dos o tres las que dominarán", señaló a Bloomberg el analista de Gazprombank Marat Ibragimov.

    Cómo el coronavirus ha cambiado la tendencia

    El cierre de tiendas declarado a raíz de la expansión del COVID-19 a comienzos del 2020 dejó a los consumidores rusos sin más opción que probar el comercio electrónico. Así, se espera que las ventas por internet aumenten un 44% este año hasta situarse en 32.000 millones de dólares, revelaron datos recogidos por la agencia investigadora Data Insight. 

    También se pronostica que las compras en línea se atribuyan un poco más del 10% de todas las ventas al por menor realizadas en Rusia en el 2020. A modo de comparación, en el 2019, representaron el 6% de este segmento, destacan los analistas del grupo de presión AKIT. Esto contrasta con el 16% en EEUU y el 37% en China. 

    "Cuando las autoridades cerraron el mercado local por el COVID-19, todo lo que pude hacer fue intentarlo por internet. Lo he encontrado muy conveniente, y la elección es enorme", señaló Nadezhda Nikúlina, de 62 años, que vive en el noroeste de Rusia. 

    Previamente, las compras por internet no habían tenido tanta popularidad en Rusia en parte debido a las dificultades que suponía entregar bienes en un país tan grande. También el temor generalizado de pagar por las mercancías antes de recibirlas había alejado a los rusos de pedir algo en línea.

    ¿Quiénes son las principales candidatas para dominar el mercado ruso?

    Actualmente, el mercado de comercio electrónico en Rusia sigue estando fracturado, con miles de tiendas compitiendo entre sí. Sin embargo, ya puede notarse una tendencia hacia la expansión de empresas de escala parecida a la de Amazon. Y Wildberries es una de ellas.

    Esta empresa se estableció en 2004 como una tienda de ropa en línea, pero ahora comercializa una gran variedad de bienes desde alimentos hasta dispositivos electrónicos. Controla solo el 13% del mercado ruso, incluso después de que sus ventas se duplicasen en los primeros nueve meses del 2020. A modo de ejemplar, Amazon ocupa casi la mitad del mercado estadounidense.

    Más del 90% de sus envíos se distribuyen por Rusia a través de una red que engloba 26.000 puntos de recogida. Se trata de la mayor red de distribución aparte del correo nacional. Lo que distingue a Wildberries de sus competidores es que permite a sus clientes probarse las mercancías antes de llevárselas a casa.

    Aparte de Wildberries, en el mercado nacional están presentes otras tres candidatas a convertirse en la respuesta de Rusia a Amazon. Una de ellas es AliExpress, una empresa conjunta establecida por la china Alibaba y la rusa Mail.ru. 

    En la oficina de Yandex en Moscú
    © Sputnik / Valery Melnikov
    Tras haber perdido una cuota de mercado debido a que tardaba un tiempo en entregar pedidos provenientes de China, esta empresa comenzó a trabajar con más proveedores locales para eliminar esta desventaja. En particular, se asoció con el correo postal nacional para apoyar entregas de algunos bienes el mismo día.

    A su vez, Ozon, que se asemeja mucho a Amazon, ofrece entregas al día siguiente al 40% de la población. Sin embargo, sus envíos a Siberia pueden tardar hasta cinco días en llegar a su destinatario. En octubre de 2020 la empresa anunció la venta de sus acciones en EEUU para financiar una mayor expansión en el mercado ruso tras haber duplicado las ventas en el primer semestre. 

    El tercer competidor, pero de tamaño más pequeño, es la empresa Yandex NV, que representa tan solo el 2% del mercado minorista en línea de Rusia. Tras haber creado una aplicación de ventas en línea en asociación con el banco Sberbank, Yandex vendió acciones por un valor de 1.000 millones de dólares al multimillonario Román Abramovich y a otros socios para invertir más recursos en el desarrollo de comercio electrónico. 

    Etiquetas:
    comercio electrónico, Rusia, empresa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook