01:04 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Economía
    URL corto
    1423
    Síguenos en

    Mientras la economía mundial está sufriendo estragos debido a la pandemia de coronavirus, especialmente en el sector del transporte, y por ende la producción de petróleo, Brasil experimenta crecimiento.

    Así, la primera mitad de 2020 ha estado marcada por un aumento en la exportación del crudo brasileño, especialmente a los países de Asia. Concretamente, a lo largo de este periodo de tiempo los países asiáticos importaron cada día unos 1,07 millones de barriles del crudo brasileño.

    Ello supone un aumento del 30% en comparación con el mismo período del 2019, informa Reuters. Lo que es más, el gigante petrolero de Brasil, Petrobras, está proponiendo a las refinerías de Asia firmar unos competitivos contratos de suministro del petróleo brasileño con un bajo contenido de azufre. 

    Mientras los países de Asia ya están restaurando sus economías, Europa está volviendo a las estrictas medidas de lucha contra el coronavirus. 

    Para entender los factores que ayudaron a Brasil a aumentar su exportación del crudo, Sputnik conversó con Decio Oddone, el expresidente de la Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (AND). 

    El exejecutivo destacó que el crudo brasileño siempre ha gozado de una gran demanda en los mercados asiáticos y actualmente la exportación está creciendo, especialmente a países como China y la India. 

    Según explicó Oddone, uno de los principales factores de este crecimiento es el carácter específico del combustible usado por los buques. Así, desde el 1 de enero de 2020 entraron en vigencia nuevas normativas internacionales sobre el contenido de azufre en el combustible de buques. Eso, destaca el experto, ha beneficiado al petróleo brasileño. 

    "Esta [situación] ha aumentado la demanda por petróleos con un bajo contenido de azufre, como es el petróleo ligero de Brasil. Esto aumentó el interés en el mercado asiático, especialmente chino, por este petróleo", agregó. 

    Según los datos de Petrobras, el 70% del crudo exportado por Brasil se destina a China. Oddone opina que ello puede explicarse por el hecho de que el país asiático quiere aprovecharse de los bajos precios para abastecerse, pero al mismo tiempo destaca que la demanda por grandes volúmenes del crudo brasileño se mantendrá en estos mercados. 

    "Esta nueva especificación para los combustibles marítimos con un menor contenido de azufre aumenta el interés por el crudo ligero. Por tanto, se estima que los mercados asiáticos, especialmente el mercado chino, continuarán demandando el crudo ligero en los próximos años", concluyó Oddone.
    Etiquetas:
    petróleo, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook