En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Brasil (268)
    0 10
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — Los sindicatos de trabajadores de la petrolera brasileña Petrobras, la mayor empresa del país, acusan a sus directivos de falta de transparencia y de esconder la realidad sobre el número de empleados infectados con COVID-19.

    En una entrevista con Sputnik, el coordinador de la Federación Única de los Petroleros (FUP), José María Rangel, aseguró que cada semana la empresa cambia los parámetros de la forma en que contabiliza los casos: "Hay mucha confusión, porque la empresa no quiere contar el número de trabajadores externalizados, y ahí el número debe de haber explotado", criticó.

    Según informaciones aportadas por varios sindicatos y recopiladas por el diario Folha de Sao Paulo, habría varios focos principales de la enfermedad.

    En la refinería de Duque de Caxias (Río de Janeiro, sureste) habría más de 100 casos, en el Complejo Petroquímico de Río de Janeiro (Comperj), al menos 34, y en Cubatão, en el litoral del estado de Sao Paulo (sureste) al menos 11 contagiados, de los cuales cinco estarían internados en hospitales de la región.

    También habría contagios en Betim (estado de Minas Gerais, sureste) y Manaus (estado de Amazonas, norte) y en varias plataformas petrolíferas.

    Rangel, que representa al sindicato mayoritario en la empresa, no quiso aportar un número total de posibles contagios porque cada sindicato está presente en un área y baraja sus propios números.

    No obstante, asegura que principalmente en las plataformas petrolíferas hay un "volumen inmenso" de contagiados, y acusa a la empresa de intentar invisibilizar el problema.

    "Los trabajadores tienen miedo de hablar y perder el empleo; Petrobras hace una política de asedio que puede costar vidas", lamentó.

    Según este sindicalista, Petrobras empezó a repartir máscaras a sus trabajadores apenas 60 días después de que se decretara el estado de calamidad pública a mediados de marzo, y en la mayoría de unidades no hubo gel desinfectante hasta hace poco.

    Rangel asegura que la FUP presentó el 19 de marzo a la empresa un documento con propuestas para hacer frente a la pandemia que tenía tres objetivos principales: preservar la salud, los puestos de trabajo y la renta, pero que la dirección lo ignoró.

    Petrobras, por su parte, informó a Sputnik que, hasta el 18 de mayo, contaba con 238 trabajadores de su plantilla infectados con COVID-19, pero que más de la mitad ya están recuperados y volvieron al trabajo.

    Además, los portavoces de la empresa resaltaron que la empresa invirtió más de 30 millones de reales (538.000 dólares) en acciones de salud y prevención.

    Entre las principales medidas tomadas están la implantación del teletrabajo para casi 30.000 empleados, y la realización de tests en gran escala (hasta el 18 de mayo se hicieron 12.000).

    Tema:
    El coronavirus en Brasil (268)
    Etiquetas:
    acusaciones, COVID-19, Petrobras, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook