En directo
    Economía
    URL corto
    0 104
    Síguenos en

    Un estudio de la agencia de investigación de mercados Innovative Marketing recoge los primeros pronósticos sobre los hábitos de consumo de los mexicanos tras la pandemia de coronavirus. De las encuestas a especialistas en el mercado del país se afirma que la pandemia afectará a México en sectores específicos de su economía.

    Como consecuencia de esto, también se prevé la modificación de algunas tendencias en el consumo interno de México. El análisis ¿Cómo será el consumidor mexicano después de la COVID-19? identifica mayores oportunidades para los negocios del comercio electrónico, así como un aumento en el gasto de los mexicanos en sectores como alimentos y bebidas o salud.

    Para Fernando Coronado Contreras, socio-fundador de Innovative Marketing, una vez pasada la crisis sanitaria, el consumo interno en México se verá modificado por factores como el desempleo y la falta de liquidez entre la población.

     "Definitivamente va a disminuir el consumo, la gente no va a tener suficiente dinero. El estancamiento es inminente", consideró en entrevista con Sputnik.

    Entre los productos y servicios más afectados destacan los rubros de ropa y calzado —15,8% de los encuestados afirmó esto—, así como la educación digital y tradicional —12,9% y 11,9% de los encuestados, respectivamente—. Sobre el primer caso, Fernando Coronado apuntó que, al tratarse de bienes que no son de primera necesidad, los consumidores preferirán evitarse este gasto.

    No obstante, en el caso de la educación este análisis destaca que, debido a las condiciones de distanciamiento social, podría observarse una modificación en el consumo de la educación tradicional, particularmente por el auge del teletrabajo y la migración a plataformas digitales.

    "En estos momentos hay una sobreoferta de servicios educativos en formato digital. Uno puede aprender otro idioma, a tocar guitarra, estudiar temas a nivel mucho más especializado prácticamente gratis. Incluso muchas empresas están dando como prestación que llenes formularios y te van a dar algún libro o capacitación. Están haciendo bases de datos pensando en el mediano, largo plazo, pero toda esta saturación de servicios educativos se va a quedar, y va a afectar de rebote a la educación tradicional", resaltó Fernando Coronado.

    Otro producto que podría ver disminuido su valor es el de las gasolinas, debido a que los encuestados han detectado que la pandemia puede generar varios cambios para las dinámicas de trabajo de las empresas.

    "En cuanto a nuevos hábitos y usos del consumidor, van a prescindir mucho más del automóvil. También se ven afectados otros sectores, como el transporte privado y público. En muchas empresas ya están implementando nuevos mecanismos a través de aplicaciones y plataformas de hacer teletrabajo al 100% y eso va a hacer que tengamos un nuevo esquema laboral, sumado a otras costumbres que se empiezan a agregar", aseveró Fernando Coronado.

    ​Con base en esta dinámica, el estudio también prevé modificaciones en las formas de consumo del país latinoamericano. Por un lado, destaca la posibilidad de que las compras y contrataciones de servicios vía remota crezcan en los próximos meses —42,6% de los encuestados lo considera así—, lo cual brinda una mayor oportunidad para las plataformas de comercio electrónico.

    "Es un sector que está creciendo de forma disparada y que, incluso, vamos a buscar apoyarnos más en la tecnología para facilitarnos nuestra vida y poder hacerlo de una forma totalmente a distancia", coincidió Fernando Coronado.

    El socio-fundador de Innovative Marketing también señaló la posibilidad de que, a raíz de esta situación, las empresas de seguridad tecnológica, así como las dedicadas a digitalización de documentos tengan más oportunidades de desarrollo y crecimiento tras la pandemia de COVID-19 en México. En el mismo sentido, subrayó que, ante las previsiones de desempleo en México, es muy probable que los servicios de asesoría en recursos humanos a distancia tengan un auge durante los siguientes meses.

    "El tema de dar asesoría para conseguir trabajo, una asesoría de recursos humanos para la gente tiene un nicho amplísimo, porque va a haber mucho desempleado que va a necesitar asesoría vía remota, por ejemplo, aspectos básicos: cómo armar su currículum, cómo hacer un perfil de LinkedIn atractivo, cómo prospectar y lograr que la empresa me encuentre y que, incluso, pueda estar haciendo el proceso de contratación desde cero", explicó Fernando Coronado.

    Por otro lado, este pronóstico también lleva a considerar que el sector menos afectado por la situación económica será el rubro de alimentos y bebidas —32,7% de los encuestados lo percibe de este modo—. Esta condición, además lleva a pensar que existirá una nueva distribución en el gasto de los mexicanos, principalmente enfocado a la compra de bebidas y alimentos, así como al rubro de cuidados personales, artículos de limpieza, servicios de salud y cosméticos.

    "Para mucha gente ha sido una distracción ir a comprar víveres y alimentos porque están totalmente recluidos y, aparte, son bienes de primera necesidad de los que no pueden prescindir. Por lo mismo, están teniendo un área de oportunidad y, de rebote, se está impactando a otros sectores como la mensajería tradicional y la de las aplicaciones móviles", sostuvo Fernando Coronado.

    Los resultados expuestos en ¿Cómo será el consumidor mexicano después de la COVID-19? se basan en las encuestas realizadas a 202 expertos en mercadotecnia estratégica que están en contínuo contacto con el mercado de consumo masivo en México.

    Etiquetas:
    mercado, economía, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook