En directo
    Economía
    URL corto
    2625
    Síguenos en

    El crecimiento económico positivo en medio de la disputa comercial con China, así como la abrumadora participación en el comercio internacional, indican que el dólar estadounidense seguirá cobrando impulso durante el nuevo año, lo que alimenta las expectativas de los expertos.

    Parece que los tipos de cambio de las divisas no son necesariamente indicativos de una economía poderosa o en dificultades, sino más bien de la cantidad de una determinada divisa que está siendo demandada.

    El ejemplo más destacado de esto es el euro, que formalmente se ha negociado mucho mejor —desde su introducción en 1999— que su rival icónico: el dólar norteamericano.

    El año pasado, sin embargo, ha demostrado que las cosas podrían invertirse gradualmente porque el euro ha bajado su precio frente al dólar en un 3%, según exchangerates.org

    El dominio comercial del dólar

    La moneda europea se enfrenta a un descenso de un 5% en los próximos meses debido a un cierto desequilibrio entre las economías europeas fuertes y débiles, advierten los expertos financieros.

    Además, según el sistema de pagos SWIFT, en el comercio mundial, el euro representa actualmente el 35% de las transacciones, mientras que el 40% de las transacciones se realizan con el dólar.

    Aunque el dólar estadounidense fue débil en general, a lo largo del año, el índice del dólar frente al conjunto de otras monedas ha subido hasta un máximo de dos años, en medio de la intensificación de las negociaciones de un acuerdo comercial con China, informó Kitco.

    Acuerdo comercial de EEUU contra las calamidades europeas

    El acuerdo comercial con China puede firmarse a principios de enero, afirmó Peter Navarro, asesor comercial de la Casa Blanca.

    El euro, por su parte, tuvo su año más tranquilo, dejando de lado su reputación de ser un reflejo volátil de los constantes percances políticos de Europa, ya sea el debate del Brexit o las protestas de los 'chalecos amarillos'.

    A pesar de un dudoso 2019 para el crecimiento europeo, la moneda común de la UE tuvo su rango de comercio anual más estrecho frente al dólar desde su creación en 1999, escribió The Wall Street Journal.

    Se prevé que Estados Unidos liderará la actividad económica en el mundo occidental, por lo que varios analistas estiman que el dólar continuará avanzando en el mercado, a pesar de haber terminado este año en un mínimo de cinco meses.

    "Se estima que Estados Unidos tendrá un crecimiento sólido, mientras que el resto del mundo se encuentra en dificultades", afirmó Win Thin, jefe de estrategia monetaria de Brown Brothers Harriman. "Todavía me gusta la historia del dólar estadounidense en 2020", agregó.

    Sin embargo, la inestabilidad en las condiciones geopolíticas y la falta del crecimiento mundial impiden la estabilidad del dólar.

    "En última instancia, creemos que el destino del dólar reside en la evolución del mundo exterior, no dentro de los EEUU", señalaron los analistas de TD Securities.

    "La estabilización del crecimiento mundial, la reducción de la incertidumbre y las tensiones geopolíticas, así como la disminución de la flexibilización de los bancos centrales mundiales comenzarían a funcionar en contra del dólar", agregaron.

    Etiquetas:
    guerra comercial, dólar, euro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik