En directo
    Economía
    URL corto
    91323
    Síguenos en

    China es el mayor consumidor de soja en el mundo. Por la guerra comercial desatada entre Washington y Pekín, el liderazgo de EEUU en la exportación de este cultivo al país asiático está bajo cuestión. ¿Puede Rusia beneficiarse de la nueva realidad?

    La soja se utiliza como materia prima para la producción de diversos productos alimenticios y aceites. Además, la soja de variedades de baja calidad se utiliza como alimento para el ganado.

    El 29 de julio China permitió la importación de soja de todas las regiones de Rusia. La decisión fue publicada en el sitio web de la Administración General de Aduanas de la República Popular China. Asimismo se ha informado que la soja puede ser trasladada de Rusia a China por todos los medios de transporte: por barco, ferrocarril, vehículos de carga o aviones. Sputnik analiza la seguridad alimentaria del país asiático en las condiciones de la guerra comercial con EEUU.

    Suministro de soja estadounidense

    La demanda china de soja es muy alta, alcanza las 88 millones de toneladas al año. Anteriormente, una parte significativa de este volumen se compraba en Estados Unidos. Antes de la escalada de las contradicciones comerciales, China compraba más de 30 millones de toneladas de soja a EEUU, lo que representaba casi dos tercios de toda la producción de soja estadounidense por año.

    Después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impusiera aranceles a los productos chinos, China respondió simétricamente. La soja estaba entre los productos estadounidenses sometidos al aumento de aranceles por parte de China. El hecho es que la soja se cultiva en los estados de Iowa, Nebraska y Kentucky, los 'estados rojos' que votaron por Trump. Dado que China es el principal mercado para este producto, Pekín asumió lógicamente que la imposición de los aranceles a la soja debería ejercer una presión no sólo económica sino también política sobre Trump.

    La venta de soja preocupa a la Casa Blanca. Durante la reunión en Osaka, el mandatario estadounidense enfatizó la compra de productos agrícolas por parte de China. En respuesta a la promesa de no volver a subir los aranceles y de suavizar las sanciones anteriores contra Huawei, China, según Trump, supuestamente prometió comprar grandes cantidades de productos agrícolas a EEUU.

    Sin embargo, la posición de Pekín es algo diferente a la de Trump. China no se considera obligada a comprar grandes cantidades de productos agrícolas estadounidenses. Si China está dispuesta a aumentar las importaciones agrícolas, sólo lo hará si se logran progresos significativos en las negociaciones comerciales.

    En las condiciones de la guerra comercial es poco probable que China dependa del mercado estadounidense de la misma manera que antes. El país asiático está tratando de diversificar sus proveedores para garantizar su seguridad alimentaria. Además, un solo país no puede satisfacer plenamente la demanda china de soja, afirmó a Sputnik Wu Enyuan, investigador del Instituto de Estudios de Rusia, Europa Oriental y Asia Central de la Academia de Ciencias Sociales de China.

    "China es un país con una población de unos 1.400 millones de habitantes, por lo que no puede depender de un solo proveedor de productos agrícolas para garantizar su propia seguridad alimentaria, es poco real", subrayó, al destacar la importancia estratégica de la soja para el país.

    El lugar de Rusia en la cadena de suministros de soja

    Rusia, como potencia agroindustrial, ha comenzado en los últimos años a aumentar las exportaciones de sus productos en todo el mundo y podría ayudar a cubrir el déficit de soja en China si EEUU cesa sus suministros por alguna razón, observó Wu Enyuan.

    Según las estadísticas aduaneras de China, en el 2018 la proporción de las importaciones de EEUU era alrededor de un tercio. Brasil representó más de la mitad de las importaciones de soja a China, mientras que Argentina representó otro 7%. La participación de Rusia en el suministro de soja a China sigue siendo insignificante. En el 2018, Rusia exportó poco más de 300.000 toneladas de soja a China.

    Sin embargo, el experto destacó el potencial para el desarrollo de la cooperación en agricultura entre Pekín y Moscú.

    En el 2018, el comercio de productos agrícolas entre los dos países aumentó en un 25%, según el ministro ruso de Agricultura, Dmitri Pátrushev. Durante los primeros meses del 2019 el volumen del comercio de productos agrícolas aumentó un 5%.

    En este sentido la decisión de Pekín de importar soja de todas las regiones de Rusia abre para ellas el acceso al mercado chino, opinó Arkadi Zlochevski, el presidente de la Unión de Productores de Cereales de Rusia.

    El aumento del suministro de soja rusa a China es bastante lógico, dijo, destacando una serie de parámetros por los cuales China está interesada en suministrar la soja rusa.

    Pero, ¿por qué la soja rusa resulta más atractiva que la de otros países?

    "En primer lugar, no es genéticamente modificada (OGM), a diferencia de la soja estadounidense o la brasileña, que es casi toda genéticamente modificada. Y con eso tiene un precio como la de OGM. Esto es una ventaja principal", afirmó.

    Asimismo, el Lejano Oriente ruso es el lugar de nacimiento de la soja silvestre. Ahí hay todas las condiciones favorables para el cultivo.

    Hoy en día, apunta el experto, el principal suministrador de soja a China es América Latina.

    "Pero estos países están muy lejos de China. Si Rusia aumenta la producción, tendrá todas las ventajas competitivas", subrayó Zlochevski. Los costes logísticos para el suministro a China serán mínimos.

    Rusia y China han adoptado un plan de cooperación entre ambos países para aumentar las exportaciones de soja y de productos de soja de Rusia a China. En el 2018 el suministro de soja a China se duplicó. Rusia tiene la intención de aumentar el volumen de suministros de soja a China hasta 3,7 millones de toneladas, afirmó Maxim Oreshkin, ministro de Desarrollo Económico de Rusia.

    Etiquetas:
    alimentos, suministros, soja, EEUU, Rusia, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook