01:03 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Escuela en Cuba

    Así se prepara Cuba para blindar su educación ante la embestida de la Ley Helms-Burton

    © AP Photo / Cristobal Herrera
    Economía
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    La aplicación total de la Ley Helms-Burton ha recrudecido la política de bloqueo de EEUU contra Cuba y sus consecuencias han alcanzado uno de los pilares y gratuidades del Gobierno cubano: la educación.

    A tres meses del inicio del curso escolar y aún sin finalizar la presente etapa lectiva en la isla, el sistema educativo cubano muestra las primeras afectaciones por falta de liquidez ante la difícil situación económica que limita el pago de créditos a China, y por el recrudecimiento del bloqueo estadounidense.

    En el programa televisivo Mesa Redonda, Ena Elsa Velázquez, ministra cubana de Educación, ofreció una disertación sobre las estrategias para asegurar en la isla el inicio del próximo curso escolar 2019-2020, y cómo hacer frente a las limitaciones económicas que se avizoran.

    "La prioridad ha sido adquirir aquellos renglones que no pueden faltar para desarrollar el proceso docente educativo: libretas, lápices, tizas, algunos otros como acuarelas, plastilinas y témperas, así como el módulo de los maestros, priorizando los que imparten docencia directa, que tienen garantía", aseguró Velázquez.

    Además, señaló que existen afectaciones con el papel para maestros y alumnos, la producción de los libros de textos para la reposición está al 76.72% y 17 cuadernos de trabajo están pendientes.

    Como cada fin de curso, los niños cubanos entregan en sus escuelas los libros de texto del grado cursado, que luego son heredados por los nuevos alumnos. Esta estrategia garantiza la entrega de varios millones de libros en manos de los estudiantes, en aras de atenuar las afectaciones.

    En relación con el mobiliario, Velázquez indicó que la industria cubana no ha podido importar los tubos, la melamina y la resina necesarios y, por ende, desde hace varios meses se desarrolla un proceso de reparación que debe intensificarse en el período de las vacaciones.

    La industria cubana del mueble en colaboración con los organismos formadores han asumido la reparación de más 24.000 piezas y se han entregado al sistema educativo más de 29.000 nuevas unidades.

    "En cuanto a la reparación de centros, aunque el plan se concibe para todo el año y es de 1.493 [locales], al terminar el mes de mayo hubo un cumplimiento favorable. Los 78 centros afectados por el tornado en la capital fueron recuperados. Nos quedarán sin reparar 1.078 centros, evaluados de 'Regular' y 'Mal' (estado constructivo)", señaló la ministra.

    Velázquez destacó que se proyecta una mejoría sustancial en la disponibilidad de televisores. Hasta el momento se han adquirido más de 25.000 híbridos de pantalla plana y se repararán los más de 34.000 rotos en las escuelas, como parte de un proceso que ya inició.

    Recomendamos: Cuba ya tiene un 'antídoto' contra la ley Helms-Burton

    "En relación con las computadoras, la disponibilidad es del 75%, a pesar de que la industria ha informado sobre la entrada de kits de reparación y algunas computadoras. La mejoría será muy discreta y le daremos prioridad a los centros que en estos momentos tienen una situación crítica", explicó.

    Otra de las garantías del sistema educacional cubano que hoy presenta afectaciones es la producción del uniforme escolar. Este 2019 los atrasos en la llegada de los tejidos importados han provocado un considerable rezago en la producción nacional. Esto afecta el tiempo de entrega de las fábricas de confecciones y por ende la distribución y venta.

    Para el curso 2019–2020, el ministerio de Educación (MINED) presentó a la industria cubana una demanda de 3,7 millones de prendas, de las que se han asegurado 1,5 millones con inventarios de tejidos de la industria nacional. Por eso, en el proceso de distribución se priorizará la venta a los grados iniciales, según explicó Cubadebate.

    También, se presentó a la industria una demanda de 32,7 millones de libretas. Según los cálculos, la primera etapa del curso requiere de 15,3 millones, de las que se han asegurado hasta la fecha sólo 5,5 millones.

    Entre otras prioridades están la garantía de los maestros necesarios para comenzar el próximo período escolar. Segun el MINED, la isla proyecta iniciar el curso 2019-2020 con el 94% de las plazas cubiertas y el resto será cubierto con profesores contratados de la producción y los servicios, y alumnos ayudantes de las universidades.

    Además: Crucero por la Paz no podrá llegar a Cuba con ayuda humanitaria de Japón

    Etiquetas:
    crisis, educación, Ley Helms-Burton, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik