En directo
    Las banderas de la UE y China

    "China despierta a la UE la oportunidad histórica de refundar la Europa del siglo XXI"

    © AP Photo / Andy Wong
    Economía
    URL corto
    274

    MADRID (Sputnik) — El canciller español y candidato del PSOE a las elecciones europeas del próximo mes de mayo, Josep Borrell, afirmó que el liderazgo chino en ámbitos económicos, tecnológicos y geopolíticos obliga a la Unión Europea a mantenerse unida y reformarse para poder mantener una relación equilibrada con el gigante asiático.

    "China, en parte, despierta a la UE a la oportunidad histórica de refundar la Europa del siglo XXI", afirma Borrell en un artículo publicado en el diario La Vanguardia.

    En ese texto, el jefe de la diplomacia española comparte sus reflexiones sobre china al hilo de los recientes debates mantenidos por el Consejo Europeo sobre la necesidad de actualizar la relación estratégica entre la Unión Europea y Pekín.

    El canciller español destaca que la última vez que se pasó revista a esta relación fue en 1989.

    "Es sorprendente que haya tardado tanto porque, desde entonces, el ascenso de China ha cambiado la geopolítica mundial, mostrando una actitud cada vez más reivindicativa en lo diplomático, en lo tecnológico y en lo militar", subraya.

    Borrell afirma que los europeos cometieron el error de pasar los últimos años "demasiado ensimismados" con sus crisis internas como para revaluar su relación con China mientras esta "aumentaba su influencia internacional".

    Ahora, prosigue el canciller español, la Unión Europea "no puede aplazar por más tiempo la reflexión colectiva sobre los desafíos planteados por la nueva China".

    A su modo de ver, el detonante de este proceso de revaluación de las relaciones es "la posición de liderazgo de China en la más crítica de las infraestructuras críticas, el 5G, y el papel desempeñado por la empresa Huawei", algo que según la Comisión Europea coloca a Pekín como un "rival sistémico y un competidor económico".

    "En efecto, China, sin perder su carácter de socio potencial clave, es también un competidor estratégico al haber sumado ascendencia política, influencia diplomática y poder militar a su ya considerable capacidad económica", reflexiona Borrell.

    Según su análisis, China es un país que "retoma el lugar que ocupó durante siglos" como uno de los principales actores de la política internacional, lo que supone un "reto existencial" para la Unión Europea porque, entre otras cosas, Pekín "propugna un modelo de sociedad y tiene una visión de las relaciones internacionales distintas" de las europeas.

    Te pude interesar: ¿Por qué las mejores mentes de China dejan EEUU para volver a casa?

    Ante ese "reto", Borrell destaca que cualquier posibilidad de entendimiento de los Estados miembros de la UE respecto a China pasa por la unidad de acción.

    "El problema es, precisamente, que Europa no está unida", añade.

    Por ello, el jefe de la diplomacia española llama a los países de la UE a "tomar conciencia de que ninguno de ellos puede "aspirar a mantener una relación equilibrada con China" sin desbordar el ámbito bilateral.

    "Solo como Unión Europea podremos tener una relación de equilibrio. Aquí, como en tantas otras cuestiones, Europa no es una opción. Es una necesidad si queremos preservar nuestro modelo de sociedad", concluye. 

    Etiquetas:
    política exterior, relaciones bilaterales, UE, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik