Widgets Magazine
19:18 GMT +322 Octubre 2019
En directo
    Dos empleados trabajan en una grúa petrolera en EEUU

    Los inversores 'pierden apetito' por la industria de esquisto de EEUU

    © AP Photo / Gregory Bull
    Economía
    URL corto
    2430
    Síguenos en

    Los productores de esquisto de EEUU han tropezado con un agudo déficit de financiación. ¿Qué va mal en el mercado de petróleo de esquisto estadounidense?

    Entre 2010 y 2014, el desarrollo de las tecnologías y los altos precios del petróleo condujeron a un veloz crecimiento de las inversiones en la industria de esquisto de EEUU. Sin embargo, los productores estadounidenses tuvieron que luchar por su supervivencia después de que el oro negro se abaratara bruscamente en 2015.

    Gracias al aumento de la eficacia de las tecnologías de extracción, el mercado empezó a recuperarse en 2017 y las inversiones aumentaron un 60%. A pesar de eso, la industria estadounidense está lejos de ser rentable, escribe la periodista rusa Natalia Dembínskaya en su artículo para la edición rusa de Sputnik.

    "Miles de pozos de esquisto perforados en los últimos cinco años producen menos petróleo y gas del que pronostican sus inversores. Eso hace dudar de si tiene futuro y es rentable la producción de esquisto con que se vinculan las esperanzas de convertir a EEUU en una superpotencia petrolera", se pregunta The Wall Street Journal.

    También: ¿Por qué la industria de esquisto en EEUU no logra alcanzar la rentabilidad?

    Según la empresa noruega Rystad Energy, la mayor parte de empresas estadounidenses podrá extraer en la Cuenca Pérmica como mínimo un 10% menos de petróleo y gas del que se pronostica, mientras que el retraso en algunas áreas es capaz de llegar a un 50%.

    En febrero la producción de petróleo en EEUU batió un récord al superar los 12 millones de barriles diarios.

    "Según WSJ, será extremadamente difícil apoyar índices tan altos. Los operadores tendrán que perforar cada vez más pozos, lo que sin duda requiere gastos colosales. Sin embargo, el dinero no está: desde octubre, los precios del crudo se han desplomado un 40%. Hay que reducir gastos, pero no se puede esperar que se hagan grandes inversiones", recuerda Dembínskaya. 

    Los últimos 10 años no han justificado las esperanzas de los inversores en este ámbito. Desde 2007, los gastos de las empresas energéticas superaron sus ingresos en más de 280.000 millones de dólares.

    "Los inversores se cansaron de quemarse. Muchos de ellos les dicen a las empresas que, a menos que la industria no tenga más disciplina, no volverán", aseveró el analista superior Todd Heltman, de la empresa Neuberger Berman Group.

    Más: EEUU quiere arrebatarle a Rusia un importante mercado de crudo

    "Demasiadas personas se han quemado, por eso hoy no hay apetito", declaró el analista Scott Roberts, de Invesco, refiriéndose a inversiones en la industria.

    Dembínskaya destaca que hoy en día parece que los productores de petróleo de esquisto estén en el así llamado círculo vicioso. La peculiaridad de su industria radica en que los pozos se agotan velozmente.

    "Próximamente, después de finalizar perforación, la extracción en yacimientos de esquisto caerá bruscamente y no se puede hablar de volver a los volúmenes de producción iniciales", escribe la periodista. 

    Según Dembínskaya, un agudo déficit de inversiones empuja a las empresas a reconsiderar sus planes de producción. Desde diciembre, los productores estadounidenses entraron en un régimen de austeridad económica.

    Así, Centennial Resource Development se sumó a sus rivales, Diamondback Energy y Parsley Energy, al cancelar sus planes de añadir máquinas perforadoras el año que viene. Parsley Energy planea reducir su presupuesto de capital en un 15% en 2019, informa Reuters.

    La periodista rusa destaca que uno de los principales problemas de la industria de esquisto de EEUU es su absoluta dependencia de las cotizaciones petroleras.

    El presidente de British Petroleum, Bob Dudley, comunicó recientemente que el creciente sector del petróleo de esquisto de EEUU desemboca en un mercado "sin cerebro" porque, a diferencia de otros grandes productores, reacciona solo a las señales del mercado.

    Más: Producción de esquisto en EEUU: "Un mercado sin cerebro"

    Etiquetas:
    petróleo de esquisto, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik