En directo
    Extracción de petróleo

    ¿Cambiará China el petróleo ruso por el estadounidense?

    © AP Photo / Hasan Jamali
    Economía
    URL corto
    8271

    La desaceleración de la economía china derriba los precios mundiales del petróleo. Las cotizaciones del Brent y WTI cayeron más del 3% después de la publicación de las estadísticas de China sobre la peor tasa de crecimiento anual del PIB en 28 años.

    China, el mayor consumidor mundial de petróleo, importa un récord de 10 millones de barriles diarios. Sin embargo, tras una desaceleración de su economía y el consumo, la demanda de combustible también puede disminuir.

    Según el pronóstico de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), la demanda de combustible diésel caerá un 1,1% en 2019.

    Al mismo tiempo, las refinerías independientes chinas continúan aumentando la producción. Según la Oficina Estatal de Estadísticas de China, el volumen de refinación de petróleo en 2018 aumentó en 12,1 millones de toneladas en comparación con el año anterior y alcanzó un volumen récord de 603,6 millones de toneladas. Por lo tanto, hay un aumento en las reservas que también ejerce una presión sobre los precios del petróleo.

    En el contexto de la caída de los precios de la energía, la competencia entre los proveedores de materias primas está aumentando. Y Estados Unidos está tratando de obtener una ventaja y obliga a algunos países a comprarles hidrocarburos.

    Durante las negociaciones comerciales entre EEUU y China, al país asiático le obligaron a reducir el desequilibrio comercial en 1.000 millones de dólares. Esto significa que en los próximos años, China deberá aumentar dramáticamente las importaciones de productos estadounidenses.

    Tema relacionado: China rechaza el petróleo estadounidense a pesar de la tregua comercial

    Sin embargo, los estadounidenses no están dispuestos a ofrecerle productos de alta tecnología, en los que China está interesada, por temor al robo de propiedad intelectual. Por lo tanto, la única oportunidad de aumentar significativamente las importaciones es comprar más productos agrícolas y energía.

    En este contexto, una pregunta lógica es: ¿qué pasará con la cooperación energética ruso-china?

    La experta china Chen Fengying del Instituto de economía global de la Academia china de relaciones internacionales contemporáneas, consultada por Sputnik, aseguró que a pesar de la desaceleración de la economía, China seguirá siendo el mayor consumidor de energía y no podrá seguir sin los hidrocarburos rusos.

    Según Chen Fengying, Rusia y China concluyen contratos a largo plazo para el suministro de energía, por lo tanto, los cambios a corto plazo en las condiciones del mercado no afectarán los volúmenes acordados previamente de compras de hidrocarburos.

    "La demanda china de petróleo y gas rusos no cambiará mucho, puesto que la cooperación energética chino-rusa se formaliza mediante acuerdos, los oleoductos y gasoductos aún se están construyendo: el gasoducto Sila Sibiri, el proyecto Yamal-LNG", comentó.

    Además: Rosneft suministrará a ChemChina hasta 2,4 millones de toneladas de petróleo al año

    Además, la producción de petróleo de China está disminuyendo por tercer año consecutivo. China se ve obligada a extraer petróleo de baja recuperabilidad, lo cual es mucho más caro.

    "A largo plazo, la capacidad de producción de hidrocarburos en China se agotará y solo Estados Unidos, Arabia Saudí y Rusia se encuentran entre los principales actores del mercado de proveedores globales", señaló la experta china.

    Por lo tanto, la demanda de energía de China será estable, pronosticó Chen Fengying, pero admitió que como resultado de las negociaciones comerciales, China ha prometido comprar más recursos energéticos a Estados Unidos.

    "Esto tendrá algún impacto en la compra de recursos de otros proveedores, pero muy pequeño, porque el volumen de las importaciones de hidrocarburos de China es muy grande. Y China no puede aumentar su producción nacional rápidamente. Por lo tanto, la demanda será estable", añadió.

    Al mismo tiempo, la analista señaló que, probablemente, no vale la pena esperar un crecimiento de importaciones desde Rusia.

    "El proceso de urbanización en China aún no está completado, por eso, la demanda de energía crecerá. La dependencia de las importaciones de petróleo en China ya se está acercando al 70%. Por lo tanto, en general, se puede decir que no habrá fuertes fluctuaciones en la demanda de energía en China, y esto no afectará la cooperación energética con Rusia", concluyó Chen Fengying.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    energía, petróleo, crudo, consecuencias, economía, desaceleración, Rusia, EEUU, China