15:03 GMT +317 Diciembre 2018
En directo
    Unidades de bombeo para extraer petróleo en Estados Unidos

    Va a faltar petróleo y el de esquisto no nos va a salvar

    © AFP 2018 / Robyn BECK
    Economía
    URL corto
    4142

    El Gobierno de Rusia cuenta con que a largo plazo el petróleo cotice entre 50 y 55 dólares el barril. Mientras tanto, Goldman Sachs y la Agencia Internacional de la Energía avisan de que a mediados de la próxima década el mundo experimentará un déficit de crudo que hará que se encarezca.

    Pesimistas y optimistas

    El 22 de noviembre, el Gobierno ruso hizo sus cálculos en lo que respecta al desarrollo económico y social del país hasta el año 2036. De esos cálculos dependerá sobremanera que el precio del crudo baje o suba. A largo plazo, se espera que el precio del barril de Brent se fije en unos 50 dólares. Por su parte, el Ministerio de Finanzas ruso cree que el precio del barril bajará hasta los 52 entre 2026 y 2030 y que luego subirá hasta los 54,9 entre 2031 y 2035. Las voces optimistas apuestan a que ese precio se mantendrá en los niveles actuales —unos 59 dólares— y, las pesimistas —entre ellas, también voces rusas— que se precipitará hasta los 35.

    La empresa financiera JP Morgan Chase también ha modificado a la baja sus expectativas a finales de noviembre para el Brent de 2019. Sus cálculos han ido variando bastante. Si al principio contaban con que el precio medio del crudo se fijaría en los 83,5 dólares el barril, ahora hablan de 73; una cifra casi dos veces superior a la que defiende el Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia. La firma estadounidense cree también que el precio del oro negro seguirá bajando y que en 2020 el barril acabará costando 64 dólares.

    A medio y largo plazo, los distintos análisis difieren incluso más. Goldman Sachs avisa: a mediados de la próxima década no habrá petróleo para todos y, por tanto, los precios subirán bruscamente. Entre otras cosas, el motivo está en que durante los últimos cinco años las empresas petroleras de todo el mundo han reducido su inversión en investigación y, por tanto, en explotar nuevos yacimientos. Los que ya están disponibles no serán capaces de responder a la creciente demanda internacional.

    Tema relacionado: La OPEP no descarta sobreoferta de petróleo en 2019

    Así que ante el panorama en el que falte crudo, esas empresas empezarán a gastar dinero de golpe en esa dirección. Pero pocas serán capaces de hacerlo, aseguran los expertos. Solo los gigantes del crudo tendrán los medios necesarios para conseguirlo. Es lo que ha defendido en la cadena CNBC Michele Della Vigna, el director del departamento europeo de investigación energética de Goldman Sachs. "Por eso en la década de 2020 el mundo se encontrará con que falta petróleo", ha asegurado. Su pronóstico coincide con el de la Agencia Internacional de la Energía.

    No cuentes con el petróleo de esquisto

    Ante este panorama, el petróleo de esquisto de EEUU no salvará al mundo. Según los analistas de la firma británica Wood Mackenzie, el rendimiento de sus yacimientos es cada vez menor. Como consecuencia, quienes controlan estos yacimientos de esquisto se están viendo obligados a aumentar la tasa de perforación año tras año. En otras palabras: las empresas están gastando cada vez más mientras, en el mejor de los casos, el nivel de producción se mantiene.

    En yacimientos como el de Eagle Ford y la cuenca de Delaware, por ejemplo, el volumen de producción está cayendo. Si el crudo no se encarece, lo que las empresas se están gastando no servirá de nada y muchas acabarán yéndose a pique. Goldman Sachs pone fecha de caducidad a la industria de esquisto estadounidense: 2025.

    Si bien por ahora al mundo no le falta petróleo, la posibilidad de que Arabia Saudí —principal miembro de la OPEP— aumente la producción es limitada. A medio plazo, que tantos países exportadores clave reduzcan su producción a largo plazo "será suficiente para influir negativamente en el mercado", advierte el presidente de la Agencia Internacional de la Energía, Fatih Birol.

    Esto te puede interesar: Los juegos de esquisto: ¿podría Washington colapsar los precios del petróleo?

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    petróleo, petróleo de esquisto, OPEP, Arabia Saudí, Rusia, EEUU