20:40 GMT +321 Septiembre 2018
En directo
    Ivanka Trump

    La empresa de Ivanka Trump se libra de la guerra comercial entre China y EEUU

    © REUTERS / Kevin Lamarque
    Economía
    URL corto
    212

    Los aranceles de Donald Trump sobre los productos chinos no afectarán a los fabricados para la empresa de moda de Ivanka Trump, informa The South China Morning Post.

    Trump acaba de introducir aranceles sobre productos chinos por un valor de 34.000 millones de dólares, lo que afecta a cientos de artículos que van desde barcos hasta dispositivos médicos y repuestos de automóviles. No obstante, la nueva medida no afecta a los artículos de ropa y accesorios fabricados por su hija.

    Así, la empresa Chengdu Kameido Shoes, de la provincia de Sichuan, puede seguir suministrando zapatos para la marca de Ivanka Trump como lo ha venido haciendo hasta ahora. Actualmente la compañía está tratando de hacerse con un nuevo contrato para la fabricación de 140.000 pares de zapatos de la compañía de Trump, según el periódico.

    Hangzhou HS Fashion, de la provincia de Zhejiang, también declaró que estaba satisfaciendo los pedidos de G-III Apparel Group, que suministra zapatos a la marca Trump.

    Hasta enero de 2017, todos los productos de Ivanka Trump se fabricaban en China y Hong Kong, pero desde esa fecha parte de su producción ha sido localizada en Indonesia, Corea del Sur y Vietnam.

    Más: Acusan a la hija de Donald Trump de plagiar un modelo de zapatos

    A pesar del lema del presidente 'Comprar lo estadounidense y contratar a estadounidenses', la familia Trump mantiene importantes operaciones comerciales en el extranjero, y la Organización Trump continúa fabricando la mayoría de sus productos en fábricas localizadas fuera de EEUU.

    Otras empresas y trabajadores de Estados Unidos, en cambio, ya están empezando a notar los efectos de la guerra comercial. China, a su vez, impuso impuestos a productos del mar, soja, productos lácteos, automóviles, manzanas, whisky, comida para animales domésticos o cigarrillos, entre otros, que provinieran de EEUU.

    Los agricultores estadounidenses temen no poder vender los productos que en teoría estaban destinados a China y también les preocupa que los proveedores de otros países ocupen su antiguo mercado chino, en el que han dedicado años para poder estar presentes.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    EEUU vs China: ¿hasta dónde puede llegar la guerra comercial?
    China acude a la OMC por los nuevos aranceles de EEUU
    Primer paso hacia la guerra: China responde con duros aranceles a EEUU
    Etiquetas:
    negocios, guerra comercial, aranceles, Ivanka Trump, China, EEUU