En directo
    Economía
    URL corto
    4170
    Síguenos en

    La nueva batalla comercial entre Rusia y EEUU, que ha tenido lugar en el seno de la Organización Mundial de Comercio (OMC) después de que Trump introdujera elevadas tarifas arancelarias a las importaciones de acero y aluminio, puede durar muchos años, consideran los expertos entrevistados por el periódico ruso RBC.

    El socio de la firma jurídica Lidings, Stepán Guzei, explicó a RBC que el mecanismo de resolución de disputas en la OMC incluye cuatro fases: consultas, consideración por parte de expertos, pronunciamiento del veredicto y apelación.

    Según un analista, sin tomar en cuenta la duración de la fase de consultas, la consideración de la disputa puede realizarse durante 1 o 1,5 años. Es el plazo mínimo. En caso de que se tome en consideración el tiempo necesario para prorrogar algunos procedimientos, la toma de decisión sobre la disputa puede tardar de 3 a 5 años. Así es como suele ocurrir en la mayor parte de los casos, opina Guzei. 

    La fase de consultas suele llevarse a cabo a lo largo de dos meses. Si las partes no logran encontrar una solución a sus discrepancias durante este plazo, el reclamante puede demandar que se reúna un grupo de árbitros, quienes se encargarán de valorar la disputa. Como regla, tardan en tomar una decisión entre seis y nueve meses, comunicó a RBC el servicio de prensa del Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia.

    Más: Donald, ya casi están aquí: Rusia subirá los aranceles a las importaciones de EEUU

    A su vez, Stepán Guzei destacó que este grupo suele estar integrado por tres o cinco árbitros. La principal exigencia que se plantea en esta fase es que los árbitros no pueden provenir de países involucrados en la disputa. Una vez formado el grupo, las partes presentan sus argumentos. Posteriormente los árbitros deciden si estos argumentos son suficientes o demandan que se ofrezcan otros o decretan realizar una investigación. 

    La tercera fase empieza cuando los árbitros entregan su decisión al Órgano de Solución de Diferencias. Este organismo representa un tipo de consejo general de la OMC integrado por los representantes de todos los países miembros de esta organización. La decisión de árbitros sobre la disputa se aprueba solo en caso de que todos los miembros del órgano estén de acuerdo con ella. 

    Durante la cuarta fase se permite presentar apelaciones contra las decisiones aprobadas. El organismo de apelaciones de la OMC está integrado por siete personas. Aquí funciona la misma regla: si por lo menos un miembro está en contra de la apelación, esta no se satisface. 

    Rusia presentó el 29 de junio una demanda en la Organización Mundial de Comercio contra la introducción de elevadas tarifas arancelarias a las importaciones de acero y aluminio por parte de EEUU. Según el jefe del Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia, Maxim Oreshkin, la causa por la que Rusia presentó esta demanda fue el hecho de que Washington había violado distintas normas de la OMC. 

    Anteriormente, Rusia demandó que se celebrasen las consultas con EEUU en la OMC, tal y como prevé el Acuerdo sobre Salvaguardias. Según el punto 1 del artículo 8 de este documento, cada país que planea introducir una medida proteccionista debe proponer una concesión al país que será afectado por esta acción. Desde el Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia explicaron a RBC que, como regla, esta concesión puede implicar que se otorguen ventajas comerciales para otro grupo de bienes. 

    También: EEUU considera innecesaria la consulta con Rusia sobre los aranceles en el marco de la OMC

    Sin embargo, EEUU rechazó celebrar estas consultas. En un mes el ministro de Desarrollo Económico de Rusia declaró que el país euroasiático tomará medidas por valor de 93 millones de dólares para responder a la introducción de tarifas arancelarias por parte de EEUU. Las contramedidas con las que Moscú podría responder al país norteamericano en el futuro podrían costarle a Washington 537,6 millones de dólares. 

    Además, el representante permanente de Rusia ante la Unión Europea (UE), Vladímir Chizhov, declaró en junio que Rusia propuso a la UE adoptar medidas conjuntas para proteger los negocios europeos y rusos contra los aranceles de EEUU.

    El 20 de junio, la Comisión Europea ratificó contramedidas por valor de 2.800 millones de dólares. No obstante, el comunicado de prensa publicado por el organismo no contenía ninguna información sobre las acciones conjuntas con Rusia. 

    Más: Rusia propone a la UE elaborar medidas conjuntas tras los aranceles de EEUU

    Una fuente anónima en la Comisión Europea declaró a RBC que Rusia, a su vez, solicitó oficialmente el permiso de participar como la tercera parte en la disputa bilateral entre la UE y EEUU considerada en la OMC. 

    Un representante del Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia señaló que el envío de esta solicitud permitiría al país euroasiático ser informado sobre las posiciones de la UE y EEUU y daría así la oportunidad de presentar su propia opinión respecto a la resolución del problema. Además, la fuente, que prefirió permanecer en el anonimato, agregó que solo a Washington le incumbe tomar la decisión acerca del acceso de Rusia a la disputa como la tercera parte. 

    Además:

    ¿Se acercan EEUU y la UE a una guerra comercial?
    Los 'disparos' de la guerra comercial entre China y EEUU rebotan en España
    Etiquetas:
    aranceles, demanda, Organización Mundial del Comercio (OMC), EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook