12:56 GMT +321 Noviembre 2018
En directo
    Doha, la capital de Catar

    El golfo Pérsico, inmerso en una 'guerra de la deuda'

    © Sputnik / Valery Melnikov
    Economía
    URL corto
    2231

    Catar consiguió hacer fracasar el plan trazado por Arabia Saudí para lograr su aislamiento económico después de que Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto rompieran relaciones con este país por sus supuestos vínculos con Teherán y por apoyar al terrorismo.

    El plan ideado por Arabia Saudí para aislar económicamente al emirato de las inversiones extranjeras y disminuir su atractivo ante los inversores no funcionó, escribe en un análisis el portal ruso Vesti Finance.

    Una bandera con logo de Rosneft
    © REUTERS / Nikolay Korchekov
    Catar hizo fracasar este plan de una manera muy simple.

    En primer lugar este país comparte con Irán las reservas del gigantesco yacimiento de gas South Pars. Por eso para Doha era necesario mantener buenas relaciones con Teherán.

    Así que ante las turbulencias Catar puso a la venta sus bonos y con esta jugada recibió ingresos superiores a los que consiguió Arabia Saudí con su deuda pública. 

    "En la segunda semana de abril Catar atrajo a sus arcas públicas 12.000 millones de dólares. En comparación, Riad ganó tan solo 11.000 millones de dólares", recuerdan los autores del artículo. 

    Los grandes bancos internacionales tuvieron que elegir entre los bonos saudíes y los cataríes y según datos de The Wall Street Journal, los bancos estadounidenses JPMorgan y HSBC rechazaron participar en la venta de bonos de Catar, temerosos de estropear las excelentes relaciones que mantienen con los saudíes. 

    También: Los expertos consideran que el intento de Catar de levantar el bloqueo diplomático será en vano

    "Arabia Saudí no puede persuadir a todos los actores del mercado para que le den la espalda a Catar, el mayor exportador de gas natural licuado del mundo. No es Bahréin, es uno de los países más ricos del mundo que cuenta con grandes reservas de gas", escribe el medio ruso.

    Esta es la razón por la que el sector bancario está actualmente dividido, recalcan los autores en su balance. 

    HSBC y JPMorgan miran con gran interés a Arabia Saudí y no quieren perder la oportunidad de participar en la oferta pública de venta de la empresa estatal de petróleo y de gas Saudi Aramco. 

    Al mismo tiempo, los bancos europeos Deutsche Bank, Barclays y Credit Suisse están prestando sus servicios a los accionistas de Catar y desempeñan un papel importante en la emisión de sus bonos. 

    La emisión de deuda pública ayudará a consolidar las finanzas del emirato, que se vieron afectadas por el bloqueo saudí. Según los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía catarí no tardará en estabilizarse. 

    "El crecimiento económico de Catar tendrá que acelerar hasta el 2,8 % en 2018. Es un trago amargo para los saudíes porque este crecimiento es mayor del que se esperaba en Riad", informa Vestifinance. 

    De acuerdo con el medio, Catar no ha sido aplastado tras la aplicación de las sanciones saudíes. Los buenos pronósticos respecto a su futuro económico estuvieron acompañados de informaciones aparecidas en los medios saudíes que afirmaban que Riad esconde otro as bajo la manga en su guerra económica con Doha. Concretamente, Riad quiere convertir Catar en una isla al excavar un canal en la frontera terrestre que separa ambos países. Una de las ventajas de este canal sería el hecho de que así Arabia Saudí podría controlar toda la costa del canal. 

    Más: Arabia Saudí quiere convertir a Catar en una isla

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Bahréin llama a suspender a Catar en el Consejo de Cooperación del Golfo
    El cuarteto árabe reitera sus exigencias a Catar para levantar el bloqueo
    Países árabes instan a Catar a abstenerse de condiciones previas
    Etiquetas:
    venta, bonos, Arabia Saudí, Catar