00:21 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Economía
    URL corto
    490
    Síguenos en

    Las autoridades de los cuatro países del Grupo de Visegrado, que comprende a Chequia, Eslovaquia, Hungría y Polonia, revelaron que muchos productos que se venden en sus mercados por parte de las transnacionales son de peor calidad que los de idénticas marcas que son ofrecidos en otros Estados miembros de la UE.

    Ya hace mucho que se discute el problema del doble rasero en la Unión Europea en lo relativo a los países de la antigua órbita soviética. Sin embargo, solo recientemente el asunto ha sido planteado a nivel científico y oficial, después de que Olga Sehnalová, una eurodiputada checa, presentara ante sus colegas y ante los medios los resultados de una investigación llevada a cabo en la Universidad de Praga.

    Según el estudio de los científicos checos, resulta que los productos de una misma marca tienen diferentes estándares de calidad en diferentes partes de la UE. En particular, los vendidos en Europa Oriental son peores en cuanto a características y sabor.

    Por ejemplo, en Polonia sacaron a la luz que las galletas alemanas Leibniz suministradas en el mercado del país contienen un 5% de mantequilla y una cierta cantidad de aceite de palma, frente al 12% de mantequilla de las vendidas en la propia Alemania —que no contiene aceite de palma en absoluto—.

    El 2 de marzo, los representantes del V4 —el grupo de Visegrado— se reunieron en Varsovia para discutir los asuntos clave de la UE en vísperas de la cumbre comunitaria en Italia, destinada a conmemorar el 60º aniversario de los tratados de Roma. Una de las cuestiones en su agenda fue la política de doble rasero en la Unión. Los representantes del V4 instaron a Bruselas a introducir enmiendas para modificar la legislación acerca de los derechos de los consumidores.

    La desilusionada población de esos países, pese a tener pasaporte comunitario, se siente como ciudadanía europea de segunda clase. "Están hartos de ser un basurero de Europa", concluyó el titular de Agricultura de la República Checa, Marian Jurecka.

    "Es el mayor escándalo del pasado reciente": así calificó la situación un asistente del premier húngaro.

    Además:

    China prevé impulsar el PIB en un 6,5% en 2017
    El Lada Vesta sale al mercado húngaro
    El 'milagro económico' nicaragüense reduce la pobreza y atrae inversión
    Etiquetas:
    comida, Alemania, Hungría, Eslovaquia, República Checa, Polonia, Unión Europea
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook