Widgets Magazine
En directo
    Matteo Renzi

    Se cierra mi empresa… ¡gracias por las sanciones antirrusas, Renzi!

    © REUTERS / Eric Vidal
    Economía
    URL corto
    11683

    Crece el número de empresarios transalpinos que se declara en quiebra debido a las sanciones económicas contra Rusia prolongadas una y otra vez por Italia, cuya cabeza visible es Matteo Renzi, el primer ministro.

    Renzi no deja de hablar sobre la importancia para la imagen del país del proyecto 'Made in Italy' ('Hecho en Italia'), pero no considera necesario pensar en el destino de empresarios concretos. Por lo general, la situación de los emprendedores es ya de por sí asfixiante debido a los exorbitantes impuestos. Y ahora, debido a las sanciones antirrusas, varios se han visto obligados a cerrar sus negocios.

    Sputnik Italia entrevistó a Diego Marchiori, un joven empresario que se vio forzado a cerrar el negocio familiar de acabado de muebles de lujo Ecolux, cuya sede estaba en Verona.

    Anteriormente, Marchiori había hecho un llamamiento al Gobierno en el sitio web del Centro Cultural y Político L'Officina. La carta abierta tuvo más de un 1,5 millones de vistas.

    "Nuestra empresa, como otras, sintió inmediatamente el efecto de las sanciones, ya que la cotización del rublo se desplomó y el número de pedidos disminuyó. Las sanciones contra Rusia en 2015 provocaron una fuerte caída de los beneficios, y en 2016 me vi obligado a vivir del subsidio de desempleo durante 13 semanas. En octubre, debido a la falta de pedidos, mi padre y yo decidimos cerrar la empresa. No teníamos ninguna perspectiva de mejora, puesto que los muebles clásicos les interesan mucho más a los compradores de Europa del Este que a los estadounidenses. El Gobierno impuso sanciones, pero no ha ofrecido compensación a las pequeñas empresas que sufrieron fuertes pérdidas. No, el Gobierno impuso sanciones y nos dejó sin ayuda".

    Marchiori hizo hincapié en que su compañía no es la única con problemas semejantes: muchas pymes están cerrando una tras otra. De acuerdo con la Cámara de Comercio de Verona, hay una caída constante en la producción y un aumento del desempleo, por lo que no se vislumbra ninguna mejora en el futuro próximo.

    "Entiendo a aquellos pequeños empresarios que están pensando en el suicidio. No es casual que en los últimos años haya habido en Italia 710 suicidios por culpa de la crisis económica de los que el Gobierno prefiere guardar silencio. Cerrar un negocio familiar para siempre se parece a vivir la muerte de un pariente cercano", comenta el joven empresario.

    Anuncia que no tiene ningún sentido dirigirse a Renzi. Sin embargo, le gustaría hablar con el presidente ruso, Vladímir Putin. "Le diría que no tenemos nada en contra el pueblo ruso ni del ucraniano. Solo queremos vivir y trabajar y dar empleo a nuestros empleados y sus familias. Mientras tanto, Europa, por alguna razón, nos crea enemigos siguiendo una lógica que no podemos entender", concluye  Marchiori.

    Además:

    Moscú no cree en sanciones
    Putin revela cuál es la mejor respuesta a las sanciones occidentales
    Moscú califica de extraña e ilógica la postura de la UE sobre sanciones contra Rusia
    Tusk urge a prolongar las sanciones contra Rusia
    Etiquetas:
    sanciones, crisis económica, Diego Marchiori, Matteo Renzi, Italia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik