En directo
    Economía
    URL corto
    1350
    Síguenos en

    El acuerdo entre Moscú y Ankara sobre el gasoducto Turk Stream es una derrota para EEUU, ya que llevaría a la convergencia económica entre Rusia, Turquía y la UE, afirma Deutsche Wirtschafts Nachrichten.

    Para Washington, implicaría la pérdida de capacidad de proteger los intereses de sus productores de gas de esquisto, destaca el periódico alemán.

    El documento firmado por el titular de Energía ruso, Alexander Nóvak, y si homólogo turco, Berat Albayrak, en presencia de los mandatarios de ambas naciones, prevé la construcción de dos ramales de gasoducto en el fondo del mar Negro.

    Lea más: Dan a conocer los detalles del acuerdo ruso-turco sobre el proyecto Turk Stream

    El Turk Stream no solo permitirá a Rusia suministrar el gas evitando el "problemático" territorio ucraniano sino también convertirá Turquía en "un centro energético", lo que tendrá como resultado la creación de un gran espacio económico común entre Rusia, Turquía y la UE. Y este espacio no será controlado por Washington, hace hincapié el diario germano.

    Últimamente Washington se ha esforzado en impedir la realización del proyecto Turk Stream debido a la competencia en el mercado europeo. Por el mismo motivo, la Casa Blanca ejerce su influencia sobre Kiev intentando controlar los gasoductos esenciales para las exportaciones del gas ruso a Europa.

    El control hubiera permitido asegurar la fijación de precios y cuotas del mercado beneficiosos para los productores de gas de esquisto estadounidenses y mantener su presencia en el mercado europeo, explica DWN.

    Más aquí: BP prevé un auge en la producción de petróleo y gas de esquisto estadounidense

    Por otro lado, el proyecto ruso-turco ya ha atraído el interés de Hungría y Grecia —ambas naciones presionadas en la UE por el nacionalismo y la deuda enorme, respectivamente—. Mientras los países frustrados con la Unión Europa buscan diferenciar sus relaciones, van a crecer "las fuerzas centrífugas", peligrosas para la futura unión del bloque, supone el autor.

    Otros actores regionales, como Polonia —fiel aliado de EEUU y un país que recientemente adoptó políticas estrictamente antirrusas— se oponen al proyecto de Turk Stream ya que quisieran seguir beneficiándose del tránsito del gas ruso.

    Más información: Medios: Polonia obstaculiza la construcción del Nord Stream 2

    Moscú, por su parte, ya entiende que "no se puede confiar en los polacos" en el tema energético, afirma el periodista alemán recordando que hace poco Polonia bloqueó la construcción del gasoducto ruso "Nordstream-2". Por lo tanto, el proyecto ruso-turco progresa sin tener en cuenta la postura de Varsovia.

    Además:

    Rusia se reserva derecho a cancelar construcción de segunda línea marítima de Turk Stream
    Gazprom y Botas pueden atraer nuevos inversores a Turk Stream
    Gazprom anuncia el inicio de la construcción del gasoducto Turk Stream
    La rueda de prensa de Putin y Erdogan tras la firma del acuerdo sobre Turk Stream
    Protesta en Escocia contra la importación de gas de esquisto de EEUU
    EEUU y la UE expresan apoyo al Corredor de Gas del Sur
    EEUU comienza a suministrar gas a Europa
    Etiquetas:
    Alexandr Nóvak, gasoducto, Turk Stream, UE, Berat Albayrak, Recep Tayyip Erdogan, Vladímir Putin, Hungría, Grecia, Polonia, EEUU, Turquía, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook