En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 110
    Síguenos en

    Un zoólogo que trabaja en la costa antártica encontró restos de pingüinos de Adelia en un lugar donde no se ha ubicado ninguna colonia durante al menos un siglo.

    El investigador Steven Emslie, zoólogo de la Universidad de Carolina del Norte, Wilmington, publicó un informe sobre el misterio en la revista Geology. Emslie explicó que debido al calentamiento global, el derretimiento de la nieve reveló restos de pingüinos enterrados hace mucho tiempo.

    Pequeños pingüinos de Adelia que viven alrededor de la costa de la Antártida y se alimentan de krill y calamares que abundan en las frías aguas cercanas, suelen juntarse en colosales colonias de hasta un millón y medio. Las aves comúnmente mueren en estas colonias, pero especialmente los polluelos de pingüino, que nacen durante las estaciones más frías del año.

    Emslie señaló que había descubierto los restos de una de estas colonias, identificable por su enorme cantidad de pichones de pingüinos muertos en varios estados de descomposición, en el cabo Irizar en el mar de Ross, una parte de la Antártida que da al océano Pacífico abierto. Además, encontró otros signos reveladores de una colonia de pingüinos, como los montículos de guijarros que las aves usan como nidos improvisados y las pilas asociadas de guano, plumas y otras cosas. 

    Sin embargo, nunca se había registrado que el sitio albergara una colonia activa de pingüinos de Adelia.

    "En general, nuestro muestreo reveló una mezcla de restos de pingüinos antiguos y lo que parecía ser reciente, lo que implica múltiples períodos de ocupación y abandono de esta capa a lo largo de miles de años", explicó Emslie al agregar que nunca ha visto un sitio parecido.

    Sin embargo, según el informe de Emslie, la colonia más reciente en el sitio terminó hace unos 800 años, lo que, según él, coincide con el inicio de la Pequeña Edad de Hielo.

    Cuando eso ocurrió, cayó la nieve nueva en el lugar de la antigua colonia, enterrando la evidencia de su existencia, incluyendo los nidos, el guano y los restos de los polluelos. Ahora, el aumento de las temperaturas ha hecho que la nieve se derrita, revelando la antigua colonia una vez más.

    "Este reciente derretimiento de la nieve que revela restos conservados durante mucho tiempo que estaban congelados y enterrados hasta ahora es la mejor explicación para el desorden de restos de pingüinos de diferentes edades que encontramos allí", indicó Emslie.

    En la última década, la temperatura en el mar de Ross ha aumentado casi 2 ºC gracias al calentamiento global. Las imágenes satelitales han rastreado la constante disminución de la cubierta de nieve en los afloramientos rocosos a lo largo de la costa. Recientemente se descubrió que la capa de hielo de Ross, una formación colosal que cubre gran parte del mar de Ross, se derrite 10 veces más rápido de lo esperado. Si se liquida totalmente, la plataforma de hielo y la capa de hielo de la Antártida Occidental que la alimenta tienen la capacidad de elevar el nivel global del mar en cinco metros.

    Etiquetas:
    derretimiento de los glaciares, calentamiento global, Antártida, pingüinos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook