En directo
    Medioambiente
    URL corto
    254
    Síguenos en

    Cientos de buques pesqueros de origen chino aparecieron a mitades de julio en las cercanías de las Islas Galápagos, aguas ecuatorianas. Preocupadas por la caza de tiburones en peligro de extinción, autoridades de Ecuador y organizaciones de defensa ambiental se han manifestado oficialmente y alertado sobre los riesgos en juego.

    El archipiélago de Galápagos se ubica en el océano Pacífico, a 1.000 kilómetros de la costa de Ecuador, país al que pertenece como provincia. A mediados de julio, unas 260 embarcaciones, la mayoría proveniente de China, fueron localizadas en esas aguas y lo que están pescando preocupa al Gobierno ecuatoriano: toneladas de especies marinas, especialmente, tiburones en peligro de extinción

    Por el momento, los pesqueros chinos se encuentran en el perímetro de las aguas internacionales. Sin embargo, la Armada ecuatoriana se encuentra patrullando la Zona Económica Exclusiva Insular (ZEEI) de Galápagos, unos 320 kilómetros a la redonda de la isla, de la que Ecuador tiene derecho exclusivo sobre sus recursos. 

    En un acto de la Armada, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, pidió a la Cancillería ecuatoriana eque haga saber a las autoridades chinas que su país "hará prevalecer sus derechos marítimos sobre su Zona Económica Exclusiva sin distinción de bandera".

    El mandatario se manifestó después que el docente universitario y periodista ecuatoriano Diego Anazco compartió en sus redes una fotografía en la que puede observarse la cercanía de los buques a las islas. 

    Desde la Cancillería de Ecuador se informó lo siguiente: 

    ¿Por qué los tiburones de Galápagos están en peligro?

    "El tamaño de la flota y su agresividad hacia las especies marinas amenaza el ecosistema de las Islas Galápagos", declaró la exministra de Ambiente (1998-2000) Yolanda Kakabadse al diario británico The Guardian.

    Como no hay legislación que regule la pesca en aguas internacionales, en tanto los buques chinos no se salgan del área no hay sanción ni amonestación posible. Los cebos arrojados para atraer tiburones están, técnicamente, en territorio internacional. Sin embargo, permiten atraer a tiburones desde lejos, hasta que se encuentran en el área franca donde finalmente pueden ser legítimamente cazados. 

    El océano, referencial
    © Foto : Pixabay/ PublicDomainPictures
    Así lo indicó Alex Hearn, uno de los miembros de MigraMar, organización de investigación de fauna marina a The Economist. Según Hearn, aunque no es posible saber con exactitud cuánto están pescando estos buques, en 2017 fueron 300 las toneladas de peces que fueron interceptadas en un solo barco por las autoridades: la mayoría del botín estaba compuesta por tiburones martillo, especie en peligro crítico.  

    "Es el cuarto año consecutivo que ocurre esto mismo. Están pescando en esa zona, que es extraordinariamente rica por la confluencia de corrientes marinas", explicó a Deutsche Wells Luis Suárez, director ejecutivo de Conservación Internacional Ecuador, ONG que promueve la conservación de la biodiversidad.

    En el mismo sentido habló César Peñaherrera, doctor en Ciencias Marinas Cuantitativas y director científico de MigraMar. "No se conocen las dinámicas de estas flotas, no sabemos qué cantidad de pesca están realizando, solo tenemos claro que es un número grande. Y capturan peces y calamares, que son transportados a otras embarcaciones que las llevan a puerto. El exceso de pesca genera un riesgo muy alto de colapsar las poblaciones y recursos que habitan en esa zona. Es una situación muy preocupante”, manifestó.  

    Según el Gobierno de China, los buques pertenecen a compañías independientes que no están bajo su control. Aún así, para Max Bello, miembro de la ONG ambientalista Mission Blue, es imposible que puedan pescar en aguas ecuatorianas sin subsidios del gobierno y apoyo técnico, indicó a The Economist. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook